01 de febrero de 2019
01.02.2019

Remedios naturales contra la impotencia

La disfunción eréctil afecta al 8% de los hombres mayores de 40 años y a un 40% a los mayores de 60

01.02.2019 | 10:08
Consejos para solucionar la impotencia

La sexualidad suele ser uno de los pilares en los que se sustenta la vida del ser humano. Poder compartir la intimidad con alguien y sentirse querido y deseado es una muestra de que estamos vivos, aunque, bien es cierto que el sexo no tiene por qué ser lo más importante en nuestra vida.

Sin embargo, en algunos momentos esos buenos momentos de intimidad se ven estropeados por factores externos que no podemos controlar. Uno de los casos que más se escucha en las consultas de los urólogos es el de la disfunción eréctil. Las personas que padecen una incapacidad para conseguir mantener una erección satisfactoria pueden ver mancillada su autoestima.

El problema, más común de lo que parece, afecta según International Journal of Impotence Research afecta al 8% de los hombres de más de 40 años de edad y a un 40% de quienes han cumplido ya los 60.

Muchos hombres evitan la farmacología y optan por apoyarse en los remedios naturales, aunque siempre es aconsejable hablar con tu doctor de cabecera o con el urólogo para que analice el caso de una forma personalizada.

Dejar de fumar

Los varones que fuman tienen un mayor riesgo de sufrir problemas de erección ya que consumir una cajetilla de tabaco diaria aumenta en un 60% las posibilidades de padecerlos, según datos de Boston Medical Group. Tal es así, que el 40% de los hombres que padecen disfunción eréctil, fuma. La nicotina, con su capacidad vasoconstrictora, altera la circulación de la sangre del pene.

El ejercicio es un aliado

Un hombre estira tras hacer ejercicio. ShutterStock.

Una de las primeras recomendaciones en un episodio de disfunción eréctil suele ser la de realizar ejercicio. Aléjate de la idea de estar todo el día tumbado en el sofá. El deporte mejorará la circulación de la sangre. Los ejercicios cardiovasculares son idóneos para hacer que nuestro cuerpo bombé sangre y circule así por todo nuestro organismo, también por el pene.

Relajación

Es trascendental huir del estrés y de la ansiedad y comenzar un diálogo interno positivo que ayude a mejorar la conexión con el yo interior. Así, se combaten los sentimientos de culpabilidad.

Es ideal encontrar un momento de unos 15 minutos en los que nadie te interrumpa. Puedes poner música instrumental de fondo y reposar en un sofá o una cama de forma cómoda. Debes despejar tu mente de todos los problemas de tu día a día y practicar la toma de conciencia sobre la respiración. Esto sería positivo repetirlo unas tres veces semanales.

El 'oro líquido' también ayuda

Aceite de oliva. ShutterStock

Incrementar el consumo de aceite de oliva y seguir una saludable dieta mediterránea es muy positivo para combatir la impotencia. Estos alimentos son buenos para el corazón y para los trastornos cardiovasculares, causantes de una buena parte de las disfunciones eréctiles. Investigadores de la Universidad de Atenas afirman que una dieta rica en aceite de oliva consigue que la sangre circule mejor y mantiene los vasos sanguíneos sanos. Además, aumenta los niveles de testosterona.

Mantenga relaciones sexuales

Los hombres que hacen el amor de manera más frecuente son menos propensos a padecer este problema. Los varones que practican sexo como mínimo tres veces por semana son hasta cuatro veces menos propensos a desarrollar impotencia. Y es que, las relaciones sexuales son el perfecto ejercicio, ya que, favorecen el buen funcionamiento del sistema cardiovascular.

En definitiva, no hay más secreto que mantener un estilo de vida saludable. Hacer ejercicio, dormir bien, consumir menos alcohol, no fumar y cuidar la alimentación son hábitos que además de para combatir la disfunción eréctil, sirven para cuidar todo nuestro organismo. Por último, cabe recordar de nuevo que nunca hay que utilizar medicamentos sin control médico. Se ha de acudir siempre a un profesional especializado ante cualquier síntoma de disfunción eréctil.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook