27 de enero de 2019
27.01.2019
Seicap

La contaminación del aire afecta a la función pulmonar

La polución contribuye tanto al desarrollo de enfermedades respiratorias alérgicas o asma en niños como al agravamiento de sus síntomas

27.01.2019 | 04:00
La contaminación del aire afecta a la función pulmonar

La Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (Seicap) advierte del grave peligro que supone la contaminación del aire, que se agrava con la ausencia de lluvias, para el desarrollo de alergias respiratorias o asma en niños, así como su exacerbación. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 93% de la población infantil en todo el mundo está expuesta a niveles de partículas finas más altos de lo permitido. Ante esta situación, la Seicap recomienda aplicar políticas efectivas que permitan reducir la exposición de los niños a la polución del aire, y por tanto frenar el desarrollo del asma en la población infantil.

En España, en base a las estimaciones de la Escuela Nacional de Sanidad, la polución ha causado la muerte de 93.000 personas en una década. «Es importante que las autoridades tomen conciencia de este problema pues, además de provocar muertes prematuras, supone un empeoramiento para la calidad de vida, sobre todo de los niños, los más vulnerables. Así, se ha comprobado que está asociado a una agravamiento de las alergias y del asma, a mayor número de bronquiolitis y a un incremento de la predisposición a desarrollar infecciones virales», advierte el doctor Luis Moral, coordinador del Grupo de Trabajo de Alergia Respiratoria y Asma de la Seicap.

Las principales fuentes contaminantes en entornos urbanos «proceden de la combustión de combustibles fósiles para la producción de energía, el transporte, la cocina residencial, la calefacción y la incineración de desechos», afirma el doctor Moral. En cuanto a los hogares, se produce sobre todo por la combustión incompleta de combustibles contaminantes para cocinar, calefacción e iluminación.

Consecuencias

Un estudio publicado este mes en Environment International concluye que la exposición temprana a la contaminación del aire por NO2 (dióxido de carbono) puede tener efectos a largo plazo en la función pulmonar, lo que podría afectar a la salud respiratoria durante toda la vida. La exposición a contaminantes como el carbón negro, el NO2 y PM (partículas en suspensión) está vinculada al desarrollo de asma en niños, probablemente por la generación de estrés oxidativo y la inflamación de las vías respiratorias, según detalla la OMS en su último informe.

La contaminación del aire en el hogar y fuera del hogar causa más del 50% de las infecciones respiratorias bajas agudas en países de rentas bajas y medias, según datos de la OMS. Los niños son más vulnerables que los adultos a sufrir las consecuencias de la exposición a contaminantes atmosféricos.

Políticas más eficaces

Desde Seicap se cree que es imprescindible actuar frente a esta situación, calificada por la OMS como de emergencia mundial. «Deben tomar parte de ello diferentes sectores de la población, desde la Administración, aplicando políticas más eficaces que permitan reducir las emisiones de agentes contaminantes al aire, a los profesionales sanitarios, con mejores métodos de atención y prevención y acción colectiva, así como educación, tanto a pacientes y familiares, como el público general, sobre los riesgos y las soluciones», sostiene el doctor Moral.

Se ha comprobado que las disminuciones en los niveles de contaminación ambiental se asociaron con una disminución significativa de los síntomas de bronquitis en niños y por tanto mejora el control del asma.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook