14 de octubre de 2018
14.10.2018
Vida sana

Detectar a tiempo el Alzhéimer

Una de cada diez personas presenta hidrocefalia, trastorno para el que existe un tratamiento eficaz

14.10.2018 | 04:00
Detectar a tiempo el Alzhéimer

Las especialistas del Servicio Integral de Neurociencias del Hospital Quirónsalud Murcia destacan la importancia del diagnóstico multidisciplinar de los pacientes que presentan demencia. La doctora Verónica Giménez de Béjar, neuróloga de la Unidad de Memoria y Trastornos Cognitivos de este servicio, destaca la importancia de ser minuciosos en el diagnóstico de los pacientes que presentan demencia. Se calcula que un 10% de las personas que están inicialmente diagnosticadas de Alzheimer presentan una hidrocefalia crónica del adulto asociada.

El 100% de los pacientes diagnosticados se beneficiarían de una valoración multidisciplinar que permitiera poner de manifiesto la existencia de otro tipo de enfermedades con pronóstico muy diferente, como la hidrocefalia crónica del adulto, para la que sí existe un tratamiento eficaz y que en algunos casos se presenta asociada al alzhéimer.

Las alteraciones cognitivas y conductuales de los pacientes con hidrocefalia crónica de adulto incluyen una serie de cambios mentales, caracterizados por una alteración inicial de la memoria. «De manera progresiva», explica la neuróloga, «a las alteraciones de memoria se añaden alteraciones en diversas capacidades cognitivas como las funciones ejecutivas, velocidad en el procesamiento de la información, praxis constructiva, funciones visualizaciones y cambios en el comportamiento». La especialista recalca la importancia de la ayuda de un equipo multidisciplinar ante los primeros síntomas para revertir y recuperar cuanto antes a la persona afectada.

Cómo mejorar el pronóstico

Gracias a equipos multidisciplinares especializados y punteros como el disponible en el Hospital Quirónsalud Murcia los pacientes acceden a un tratamiento inicial temprano que retrasa la evolución del Alzheimer y otras enfermedades neurodegenerativas, además de discriminar aquellos con una causa tratable como la hidrocefalia crónica del adulto. La hidrocefalia consiste en la acumulación excesiva de líquido cefalorraquídeo en el cerebro. «Esta acumulación», explica la doctora Sandra Rodríguez Barceló, especialista en neurocirugía de la Unidad de Memoria y Trastornos Cognitivos de este hospital, «provoca que los espacios del cerebro llamados ventrículos se dilaten y produzcan una disfunción cerebral, provocando un deterioro cognitivo que con frecuencia asocia alteraciones en la marcha y/o en la continencia de esfínteres. De manera que, a veces, se puede confundir con una enfermedad de Alzheimer. Gracias a un diagnóstico correcto, unido a un tratamiento oportuno, podemos revertir sus consecuencias»

En cuanto al tratamiento, la hidrocefalia precisa la colocación quirúrgica de un sistema de derivación en el cerebro para drenar el exceso de líquido cefalorraquídeo al interior del abdomen o al corazón donde puede ser absorbido. «Aunque el éxito de esta intervención quirúrgica varía de una persona a otra, suele tener una tasa de resultados de entre el 50 y 90% de mejoría en los síntomas del paciente, favoreciendo una buena calidad de vida», aclara la neurocirujana, «así también, es primordial la estimulación neurocognitiva en el Alzheimer y otras demencias, con el fin de mantener las funciones cognitivas el mayor tiempo posible».

La neurorrehabilitación

El aumento de la esperanza de vida y los avances tecnológicos y sanitarios permiten sobrevivir a patologías antes impensables. Esta realidad está cambiando por completo las necesidades sociosanitarias de la sociedad, principalmente en pacientes con Alzhéimer donde la neurorrehabilitación es un elemento clave para enlentencer el deterioro cognitivo y alargar la autonomía en personas afectadas mejorando su calidad de vida y la de su entorno familiar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook