20 de junio de 2016
20.06.2016
Especial
Sanidad y Prevención

Cuando el sol aprieta, mayor hidratación

Estar hidratados es un requisito para la salud y es esencial para la vida: se pueden pasar varias semanas sin comer, pero solo unos pocos días sin beber

20.06.2016 | 09:19
Cuando el sol aprieta, mayor hidratación

H­­idratación también es salud. Desde la Fesnad (Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética) recuerdan la importancia de una correcta hidratación para disfrutar de una vida más saludable. «Es un requisito para la salud y es esencial para la vida: se pueden pasar varias semanas sin comer, pero solo unos pocos días sin beber. La pérdida de tan solo un 10% del agua corporal supone un grave riesgo para la salud», explica la doctora Carina Gimeno, nutricionista de la Unidad de Obesidad del Hospital Quirón.

Además del agua, como elemento esencial para nuestra hidratación, los especialistas aconsejan la ingesta de frutas y verduras cuya composición en agua se encuentra entre el 80% y el 90%, además de ser indispensables en una alimentación equilibrada y facilitar la eliminación de toxinas del organismo. Entre los vegetales más hidratantes se encuentran el melón, la sandía, la piña, la naranja, el pepino o la lechuga.

Hidratación a base de cerveza
La especialista en nutrición de la Unidad de Obesidad del Hospital Quirónsalud, Carolina Pérez, destaca las propiedades de la cerveza, pues «por su sabor, aroma, apariencia y por estar carbonatada y más aún servida fría se acepta mejor que el agua en situaciones en las que aún no ha aparecido la sed, como sería el caso de deshidrataciones del 2%, que ya comprometen el rendimiento deportivo pero que no son lo suficientemente significativas como para generar sed» destaca. 

La cerveza contiene ciertos aminoácidos, minerales, vitaminas del grupo B y antioxidantes y 4 gr/l de hidratos de carbono en forma de maltodextrinas que es prácticamente la cantidad recomendada en bebidas deportivas.

Los smoothies, bebida de moda
Aparte del agua, las bebidas refrescantes que recomienda son zumos de frutas, té helado o infusiones frescas, licuados de frutas y verduras, agua con limón, granizado de limón casero, horchata, ya que son ricas en vitaminas y sales minerales.

Los smoothies son batidos de fruta, cremosos, no alcohólicos, preparados a base de trozos y zumos de frutas concentradas, mezcladas tradicionalmente con productos lácteos, hielo o helado. «Son una excelente opción para tomar entre horas y nos ayudan a llegar a las recomendaciones del consumo de 5 piezas de fruta y verdura al día de una forma fácil y sabrosa», indica la doctora Gimeno.

Estas bebidas son beneficiosas para el organismo por varios motivos: primero, porque contienen trozos de fruta entera; segundo, porque pueden contener ingredientes como frutos secos, especias, bases líquidas diversas como agua de coco, leche de almendras, distintos tipos de té e, incluso, zumos de fruta; y, por último, contienen todos los beneficios de las frutas y verduras.

Según la doctora Pérez, «su consumo no equivale al de la fruta fresca. Y los smoothies envasados no tienen las mismas propiedades que los elaborados en casa debido a que tienen que incluir conservantes y tienen una merma importante de los nutrientes. Es aconsejable servirlos bien fríos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook