Los farmacéuticos y el ayuntamiento de Archena han puesto en marcha una iniciativa pionera para revisar los botiquines caseros de los ciudadanos del municipio. De este modo, los archeneros ya saben qué hacer con sus medicinas.

Se trata de una campaña que va a extrapolarse por la consejería de Sanidad a otros municipios de la Región de Murcia. En el caso de Archena, primera localidad en implantarla, esta iniciativa denominada Campaña de Botiquines Caseros se ha llevado a cabo dentro del marco de la Semana de la Salud bajo la supervisión del Colegio Oficial de Farmacéuticos de la Región de Murcia.

Para llevar a cabo este proyecto pionero, los farmacéuticos de Archena, bajo la dirección científica de la doctora Isabel Tovar Zapata, vicepresidenta del Colegio y presidenta de la Academia de Farmacia; propusieron a sus pacientes acudir con sus bolsas de medicamentos al Centro Espacio Joven de Archena, donde recibieron la información referente a cada una de sus medicinas.

Los farmacéuticos citaron a sus pacientes y durante dos días estuvieron desarrollando una revisión de los botiquines como experiencia piloto. En total, los profesionales revisaron un total de veinte botiquines, traídos por los pacientes. Sobre este proceso, los farmacéuticos apuntan que lo primero es conocer el contendido de dicha bolsa y entrevistar al paciente para detectar su grado de conocimiento de esos medicamentos: para qué son, cómo debe tomarlos, cómo debe almacenarlo, etc. Y así detectar posibles interacciones medicamento-medicamento, duplicidades, interacciones medicamento-alimento o pautas incorrectas.

Respecto a la conservación de los medicamentos, los farmacéuticos buscaban detectar caducidades, explicar la conservación de cada fármaco. Si éste requiere frío o no, que los blister no estuvieran almacenados en cajas que no les correspondían, así como la caducidad de los mismos.

Cuidado con lo que tomamos

La utilización de medicamentos es un hecho más que habitual en todas las familias, que deriva en la creación de un botiquín en el hogar. Es frecuente que este botiquín crezca como consecuencia de la tendencia a la acumulación de medicamentos por parte de sus usuarios. Esto hace que pueda ser utilizado incorrectamente, concluyendo en consecuencias negativas para la salud.

Es por eso que, durante su acto asistencial de dispensación, el farmacéutico tiene como principal objetivo el uso racional del medicamento. Sin embargo, aunque esta labor concluya exitosamente en lograr que la medicación sea necesaria, eficaz y segura para solucionar los problemas de salud del paciente, la realidad indica que algunos enfermos no cumplen sus tratamientos.

Al no cumplir los tratamientos de manera íntegra, muchas personas acumulan medicamentos en sus casas. Por tanto, el botiquín puede llegar a acumular injustificadamente medicinas destinadas a aliviar dolencias agudas ya curadas, medicamentos caducados, en mal estado y los resultantes de tratamientos ya finalizados.

La administración del medicamento es esencial. Por eso los farmacéuticos enseñan a los pacientes cómo tienen que usar determinadas formas farmacéuticas, si debe tomar el medicamento en ayunas o si la pastilla en sí puede o no ser triturada o masticada.

Esta campaña es fruto de un convenio de colaboración firmado por Prudencio Rosique, presidente del Colegio de Farmacéuticos de la Región, en representación de los farmacéuticos de Archena y la Alcaldesa de esta localidad, Patricia Fernández. Por su parte, el director general de Planificación Sociosanitaria, Farmacia y Atención al Ciudadano, Arturo Jiménez, clausuró la campaña felicitando a los farmacéuticos y al Ayuntamiento por esta iniciativa y comprometiéndose a contribuir a la expansión de este proyecto por otros municipios de la Región.