01 de diciembre de 2013
01.12.2013
Especial Sanidad de Calidad

Cuando el aliento es un problema

La Clínica Vélez cuenta con los últimos avances en el diagnóstico y tratamiento contra la halitosis - Entre un 30% y un 60% de la población lo padece; un 80% de ellos debido a afecciones en la cavidad oral

01.12.2013 | 19:56
Ejemplo de una gráfica que muestra los resultados de un paciente.

­
La Clínica Vélez, Centro de Salud y Estética Dental, incorpora el último avance en el diagnóstico de la halitosis (mal aliento). El mal aliento es uno de los síntomas que más preocupan a sus pacientes. Muchos llevan años arrastrando el problema, consultando a especialistas, y a pesar de diferentes consejos y tratamientos la situación persiste, sin llegar a tener claro su origen y recidiva.

La halitosis es un problema que afecta aproximadamente de un 30% a un 60% de la población. De ellos el 80% de las veces se asocia a problemas de la cavidad oral y un 20% a problemas generales de salud. Hoy se puede saber a qué grupo pertenece cada paciente.

Causas
La halitosis está causada por la presencia de gases que se clasifican dentro de los Compuestos Volátiles Sulfurados (C.V.S). Dependiendo del origen estos gases pueden ser Sulfuro de Hidrógeno (H2S), Metilmercaptano (CH3SH) y Dimetil Sulfuro (CH3)2S).

Hace años se tenían aparatos que detectaban la presencia de los gases sulfurados pero no los identificaban por separado, no se podía relacionarlos con su origen. Hoy podemos. El único equipo que permite distinguir y registrar estos gases es el cromatógrafo de sensores semiconductores de Óxido de Indio de Oral CromaTM. Es 150 veces más sensible que el olfato humano. Procesa en solo 8 minutos la muestra dando unos resultados fiables y objetivos, así como fáciles de registrar, usar e interpretar.

Según el gas reconocido por el cromatógrafo se puede relacionar con la fuente de producción. Así, el Sulfuro de Hidrógeno (H2S) lo será con la higiene oral (placa bacteriana y gingivitis). El Metilmercaptano (MM) con la enfermedad periodontal (periodontitis y cubrimiento lingual). Y el Dimetilsulfuro (DMS) con la salud general de origen digestivo o respiratorio.

Se sabe que cuando la relación H2S/MM sea 1:1 se habla de una fuente a nivel bucal superficial por higiene pobre. Pero si la relación H2S/MM es 1:3 indica que hay presencia de periodontopatógenos que informan de que existe una mala salud periodontal. Si es el Dimetil Sulfuro (DMS) el que aparece alto, al ser el único soluble en sangre orientaría a los médicos su origen a los sistemas respiratorios y digestivos, asociado a enfermedades sistémicas, desórdenes metabólicos y ciertas medicaciones. También de forma temporal relacionado con comidas y bebidas.

En conclusión: conociendo la historia clínica del paciente, su exploración intraoral y el resultado de la prueba de aliento, se puede llegar a un diagnóstico y realizar el tratamiento adecuado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook