Los gatos suelen triunfar en Instagram. En esta red social hay miles de cuentas que comparten fotos de perros y gatos que cuentan con infinidad de seguidores. Sin embargo, un nuevo animal, en este caso una gata, ha roto todas las barreras en Instagram y se ha convertido en un fenómeno viral. Su nombre es Midas, y es una gata de cuatro orejas.

Midas, la gata que sorprende a todos

Y es que el caso de Midas rápidamente se ha vuelto muy popular. Se trata de una gata de pelaje gris azulado y con ojos verdes. Su cara es la de un gato normal, salvo por un pequeño-gran detalle, y es que cuenta con cuatro orejas.

Este felino fue adoptado por una mujer en Turquía, que tiene más mascotas en su casa. El fenómeno ha sido aprovechado por la dueña para poner en valor la importancia de adoptar y no comprar animales.

Una malformación

El fenómeno de Midas se debe a una mutación genética. Por suerte, a esta tierna gata, el hecho de contar con cuatro orejas no le afecta en su capacidad auditivita. Su cuenta de Instagram cuenta actualmente con más de 100.000 seguidores, convirtiéndose en toda una estrella.

Su dueña ha señalado que las malformaciones que afectan al físico de los animales son más comunes de lo que la gente se piensa. Esto provoca, según ella, que mucha gente decida no adoptar a determinados animales y que, por ende, se queden viviendo en refugios para animales e incluso terminen viviendo en la calle.