Cada año, numerosos animales silvestres fallecen como víctimas de atropellos. No existen datos oficiales puesto que los estudios realizados proceden en su mayoría de entidades de protección animal que reclaman la adopción de medidas para evitar los atropellos.

Como punto de partida a abordar la problemática que supone el atropello de animales silvestres, se ha puesto en marcha un proyecto de evaluación de la mortalidad de fauna por atropellos en nuestro país, (Plan Stop Atropellos de Fauna, SAFE) que pretende contabilizar con cifras oficiales la mortalidad de especies de vertebrados que se producen en las carreteras españolas y contribuir a la seguridad vial.

La evaluación se llevará a cabo mediante el control de itinerarios determinados por voluntarios que recopilarán datos sobre los animales atropellados. Dichos datos permitirán cuantificar la mortalidad de fauna por atropellos además de evaluar qué especies se ven más afectadas, qué factores influyen en los atropellos, todo ello con la finalidad de restaurar ecosistemas dañados y adoptar las medidas que procedan para la preservación de la biodiversidad.

La puesta en marcha de dicho proyecto, unido a la adopción de otras medidas como la construcción de pasos de fauna o ecoductos que vienen a constituir puentes verdes que permiten a los animales el tránsito de unas zonas a otras sin fragmentar sus hábitats y evitando que se introduzcan en carreteras, es, sin ningún tipo de duda, necesaria para proteger de una vez por todas a los animales silvestres de los atropellos de vehículos y de accidentes.