Mi perro no tiene término medio. Desde que llegó a casa siempre estaba comiendo sin parar, incluso con mucha ansia, pero ahora, de repente, ha pasado al lado opuesto y ha dejado de comer. ¿Qué podría estar ocurriéndole? ¿Es normal?

En realidad, como puedes imaginarte, podrían estar ocurriéndole muchas cosas. Hay multitud de procesos compatibles con los síntomas que describes. Podría tratarse de un problema intestinal o un desarreglo, pero también de cualquier otro tipo de enfermedad infecciosa que le hubiera hecho perder el apetito. Desde luego, tampoco era bueno que antes comiera con tanta ansia. Para regularle eso, existen comederos especiales en el mercado. Recuérdalo para cuando se recupere y vuelva a la actitud de antes. En cualquier caso, ahora el problema es que ha dejado de comer. Observa si presenta arcadas o nauseas por si tuviera una irritación en la garganta. De todas formas, eso podría ser una causa, pero como te hemos comentado antes, hay muchas otras, así que, como no es nada normal lo que le está ocurriendo y no puede estar sin comer, llévalo cuanto antes a tu veterinario. Es importante que lo vea y le haga las pruebas y analíticas correspondientes.