03 de octubre de 2020
03.10.2020
La Opinión de Murcia
Mascotas
Si ellos hablaran

En plena pandemia, nos entregan su vida

03.10.2020 | 16:39
En plena pandemia, nos entregan su vida

Hoy es el día mundial de los animales. Sin embargo, la nueva normalidad lo ha cambiado todo. Mientras la covid avanza ferozmente, ellos sobreviven en un mundo que se muere a diario.

Durante el confinamiento, los animales se acercaron a las ciudades. Descubrieron que no había personas que pudieran hacerles daño. Se vio a ciervos por aceras, a zorros por avenidas y a ballenas y delfines nadando cerca de los puertos.

Además, el parón de la actividad hizo que bajara la contaminación y las nutrias visitaron, de nuevo, nuestros ríos. Hasta el sonido de la naturaleza fue distinto. Los pájaros cantaron con más trino y el sonido de los ríos jugó con el eco.

La naturaleza, en plena primavera, explotó como nunca. La natalidad alcanzó a especies que vivían en zoos sin conseguir reproducirse. La ausencia de visitantes obró el milagro. También la fecundidad llegó a los animales salvajes. En nuestras costas, las tortugas bobas pusieron más huevos que nunca y los nidos de aves se multiplicaron por la península. Parecía que, por fin, la humanidad daba una oportunidad a los animales.

Pero llegó la nueva normalidad y comenzaron los problemas. Los animales que nos visitaron desaparecieron y, muchos, en su huida, acabaron atropellados.

Visones y hurones también fueron víctimas, pero, en su caso, de la propia pandemia.

Precisamente por el avance de esta y el grave riesgo de contagio, África y Asia confinaron en sus reservas a chimpancés, gorilas y orangutanes. Sabían que un solo individuo infectado podría acabar con la especie. Ahora no es el único problema al que se enfrentan.

Los visitantes han caído y, con ellos, los ingresos y la contratación de guardias para protegerlos. La caza furtiva se ha multiplicado. Nuevamente desciende su población a fuerza de balas, que no de virus.

Primer aviso de crisis económica pero no el único. Zoos, granjas escuelas e hípicas están al límite. ¿Qué pasará con esos animales si cierran? Nadie contesta.

Mientras tanto, los animales, ajenos a todo, siguen siendo nuestros mejores amigos. En Finlandia, por ejemplo, han preparado a un grupo de perros que, por el olor, saben que personas portan el virus.

En eso nada ha cambiado. Ellos siguen entregando sus vidas para salvar las nuestras. Así ha sido y será. ¡Feliz día mundial de los animales!

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook