25 de junio de 2019
25.06.2019
Mascotas

Consejos para proteger a tu mascota del calor

Las altas temperaturas pueden tener consecuencias muy negativas para los perros y los gatos

25.06.2019 | 21:15
Nuestras mascotas son muy sensibles al calor

Inmersos ya en el verano, las temperaturas se disparan y los efectos del calor se hacen sentir en nuestro cuerpo y en nuestro estado de ánimo. También los perros y gatos son sensibles a este aumento de las temperaturas y a la deshidratación. Y es que el calor afecta muy directamente a nuestras mascotas, por lo que es necesario extremar las precauciones.

Perros y humanos no tienen las mismas capacidades de sudoración que las personas, por lo que tienen más dificultades para regular su temperatura corporal. Para evitar que puedan sufrir un golpe de calor, en estas líneas te ofrecemos una serie de consejos que te ayudarán a proteger a tu mascota de las altas temperaturas.

1) No salgas a pasear con tu perro durante las horas de más calor. Está claro que los perros necesitan ejercitarse y que les encanta ir de paseo. Pero por mucho que te pida salir a la calle al mediodía, no lo hagas. Evita pasear a tu perro entre las 11 del mediodía y las cuatro de la tarde y en su lugar hazlo por la mañana temprano o al anochecer. Si no puedes evitar pasearle a estar horas, hazlo por la sombra y durante poco tiempo.

2) Recorta el pelo de tu mascota. En los meses de calor es mejor que recortes el pelaje de tu perro o gato, pero sin dejárselo demasiado corto. El manto peludo protege a las mascotas de las inclemencias climatológicas, tanto del frío como del calor (actúa como protector solar) y por tanto no es aconsejable rapar a nuestras mascotas en época estiva.

3) No dejes a tu mascota en el coche, especialmente en un día caluroso. Tener que recordar esto puede parecer una tontería, pero esta es la causa de que un gran número de animales de compañía mueran cada verano en nuestro país. Diversos estudios han demostrado que la temperatura del interior de un coche al sol en verano puede ser la misma que la de un horno.

4) Procura que tu mascota tenga agua fresca a su alcance, aunque no haga calor. Los perros y os gatos pueden sobrevivir a la falta de comida, pero no a la deshidratación. El agua debe cambiarse cada cierto tiempo para que esté limpia y fresca.

5) Si te vas de viaje con tu mascota, procura que el vehículo esté bien ventilado. También es importante realizar varias paradas para que el animal pueda salir y airearse. Además, lleva toallas húmedas y agua de sobra por si tu mascota necesita refrescarse.

6) Refresca la cabeza y el cuello de tu mascota con agua si ves que pasa mucho calor.

7) Evita que tu mascota realice ejercicio los días de mucho calor. Da igual que sea en las horas más calurosas o a última hora de la tarde, los animales no deberían realizar una actividad excesiva en la época estival para evitar posibles sustos.

8) Dale de comer por la mañana o por la noche. Si alimentas a tu mascota durante las horas menos calurosas del día, le ayudarás a hacer mejor la digestión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook