13 de enero de 2019
13.01.2019
Mascotas
Si ellos hablaran

100 millones de caballos han muerto por nosotros

13.01.2019 | 04:00
100 millones de caballos han muerto por nosotros

A lo largo de la historia, los caballos nos han servido de todas las formas posibles. Nos han trasladado, han tirado de pesadas cargas y hasta nos han acompañado en las guerras. Cada año en España se lo agradecemos dejando morir de hambre a más de mil.

Se calcula que, sólo durante la Primera Guerra Mundial, cinco millones de caballos fueron aniquilados. Eran uno de los blancos más codiciados por los tiradores. La pérdida de los mismos suponía un duro revés para las tropas, ya que eran su principal medio de transporte.

Sin embargo, no fue esa su única amenaza. El uso del gas como arma asesina hizo estragos. Los soldados tuvieron que hacerse rápidamente con caretas antigás y diseñar también modelos para los animales. Por otro lado, según se prolongaba la guerra, las condiciones de vida se endurecieron muchísimo y, a la falta de alimento, se sumó la abundancia de parásitos que se cebaron con éstos. El resultado fue que Europa se convirtió en un gran cementerio de caballos y pronto escasearon los mismos.

Los ejércitos necesitaron, entonces, nuevos aliados para poder seguir con la guerra. Los encontraron en circos y zoos. En 1915 el ejército alemán requisó todos los animales del zoológico de Hamburgo. Su objetivo fundamental eran los elefantes. Éstos fueron destinados a realizar trabajos de retirada de escombros y despeje de caminos. Idéntica suerte corrieron las llamas, cebras y camellos del circo Sarrasani, uno de los más antiguos de Europa.

Mientras tanto, en el Reino Unido, las cosas estaban peor si cabe. El gobierno había ordenado la compra de todos los caballos existentes y se los había llevado también a la guerra. La tierra pasó a ser arada por elefantes de circo. Se calcula que, de los dos millones de caballos británicos enviados al frente, más de un millón murió en el mismo.

Así que, si a lo sucedido en aquella guerra sumamos el resto de conflictos bélicos, la cifra de caballos muertos podría rebasar ampliamente la de 100 millones. Por eso, conociendo su entrega y su fidelidad, resulta vergonzoso que, sólo durante el año pasado, más de mil caballos fueran maltratados en nuestro país. Supongo que ya sabíamos que el animal más peligroso que existe es el ser humano, sí, pero está claro que, también, es el más desagradecido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook