Aunque la alfombra es un artículo de decoración que normalmente sacamos en invierno, también hay alternativas de este producto más frescas y ligeras para el verano. Son igualmente útiles porque nos ayudan a decorar la estancia y darle un ambiente acogedor, y cambian por completo el mood de la habitación. 

Al igual que renovar las fundas para los sofás, incorporar una alfombra al comedor o al salón es una de las formas más rápidas de estilizar la decoración. Por suerte, la alfombra de Ikea líder en ventas no solo cumple la función de ambientar la casa, también lo hace por un precio irresistible: 12€.  

La alfombra más vendida de Ikea se llama Tiphede y es un artículo genial para poner debajo del sofá o la mesa principal en el salón, aunque muchas personas deciden ponerla también junto a los pies de la cama para evitar andar descalzos por la casa antes de ponerse las sandalias o las zapatillas. 

Los materiales de la alfombra de Ikea hacen que sea ligera y sencilla de manejar: a diferencia de otros tipos de alfombra, Tiphede es un producto que se puede lavar y ventilar fácilmente. Además, también se puede aspirar, por lo que su mantenimiento es realmente fácil. 

Una recomendación del fabricante es utilizarla con el producto Stopp Filt: un artículo pensado para cubrir toda el área bajo la alfombra y evitar deslizamientos y caídas desagradables. Con el Stopp Filt, Tiphede quedará adherida al suelo y será más difícil que se de el temido efecto de piel de plátano. 

Mide 1’20x’180 metros y se encuentra disponible en dos modelos: negro y natural (un tipo de beige).