10 de mayo de 2019
10.05.2019

Cinco remedios caseros para eliminar el mal olor después de ir al baño

Descubre algunos trucos que pueden echarnos un cable y evitar situaciones de lo más engorrosas

10.05.2019 | 10:06
Cómo eliminar el mal olor después de ir al baño.

Aunque el cuarto de baño se inventó para lo que es, para deshacernos de las aguas menores y mayores, en ocasiones, nos sentimos incómodos al abandonar el lavabo y dejar mal olor, especialmente si no estamos en nuestra casa.

Por ello, los siguientes consejos pueden ser de gran ayuda en una situación engorrosa ya que nos ayudarán a disipar el mal olor del cuarto de baño sin grandes recursos.

Vierte jabón líquido al inodoro cuando tires de la cadena

Este truco funciona bastante bien: en el momento de tirar de la bomba, cuando el agua esté muy baja, vierte un poco de jabón líquido, champú, lejía o colonia (lo que tengas a mano en ese momento). De esta manera conseguirás camuflar el olor y el baño olerá mejor cuando el agua vuelva a subir.

Shutterstock

Fabrica tu espray antiolores

Si quieres realizar tú mismo un spray antiolores, apunta la siguiente receta: una cucharada de alcohol de limpieza, 40 gotas de aceite esencial (limón, romero, lavanda...), 80 ml de agua y un spray pulverizador. Una vez lo tengas todo mezclado, muévelo enérgicamente y tras ir al baño, hecha unas cuantas pulverizaciones de la mezcla en el interior de la taza.

El olor desaparecerá por completo.

Tirar de la cadena inmediatamente y varias veces

Inmediatamente después de evacuar, tira de la cadena varias veces para que los gases queden atrapados en la tubería rápidamente, y no en el ambiente. Es una solución nada ecológica y solo deberías utilizarla en situaciones de emergencia. El 'aroma' no desaparecerá del todo, pero sí buena parte de él.

Desinfectante de manos

Si tienes desinfectante de manos encima, puede convertirse en tu solución si te encuentras en un baño ajeno y no quieres dejar mal olor dentro. El olor del desinfectante es muy fuerte, por lo que puede tapar otros aromas desagradables. Simplemente, echa un poco del líquido en la taza y enseguida dejará de oler mal.

Encender una cerilla

Quizás es el remedio más popular aunque también uno de los menos eficaces. Si enciendes una cerilla en el momento de tirar de la cadena, el olor disminuye ya que el fósforo tiene mucha intensidad. No obstante, tras la 'fragancia' a fuego o quemado, el hedor regresa al baño.

Mezcla de vinagre y bicarbonato

Si te encuentras en casa, hay una mezcla que acaba con los malos olores del baño. Consiste en mezclar vinagre de limpieza con bicarbonato. Hay que dejarlo reposar en el baño durante algunas horas y aclararlo con agua caliente. El resultado te va a sorprender.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook