A nadie se le escapa que los usuarios de sistemas de calefacción y agua caliente por gas están temblando. Y tiemblan por dos motivos: el frío que pasan porque procuran no encender sus calderas y por los escalofríos que les produce pensar en el importe al que ascenderá la próxima factura de este combustible.

Por eso, la OCU, siempre atenta a las preocupaciones de los consumidores españoles, ha hecho público su consejo para minimizar los efectos de la escalada de los precios gasísticos.

Una mala elección de la tarifa puede aumentar notablemente la subida del gas

Según la OCU, la elección de la tarifa del gas es uno de los motivos que influyen en que al usuario no le salgan las cuentas.

Además, añaden que, paradójicamente, son las tarifas de mercado libre y con discriminación horaria las que pueden suponer que el coste mensual del gas se dispare, más allá de las subidas que está experimentando esta materia prima.

La Tarifa de Último Recurso, la más económica para los hogares medios, según la OCU

Para la OCU, la TUR (Tarifa de último Recurso) es la más económica en general. Esta afirmación se completa con el dato objetivo de que hay casos en los que el coste del gas natural del mercado libre multiplica por dos, tres y cuatro al de la TUR.

Los cálculos de la OCU

Y la OCU no habla de simples suposiciones, sino de pormenorizadas operaciones de cálculo.

De estas se deduce que, pese a que la TUR no siempre es la tarifa más aconsejable, acogerse a ella es lo más ventajoso para la mayor parte de los hogares españoles.

En concreto, según los precios vigentes del 1 de octubre, el coste anual medio de los usuarios que escogen la TUR sería de solo 723 euros anuales. La cifra se calcula aplicando los siguientes supuestos:

  • Se trata de un hogar que dispone de calefacción a gas
  • El consumo total es de 9000 kW/hora anuales

Si encajas en esos parámetros, te recomendamos que consultes tus facturas de gas de los últimos meses y compruebes si tu gasto es mayor o menor que el indicado por la OCU.