16 de agosto de 2019
16.08.2019
Infancia

Cinco lugares perfectos para ir con niños

En España existen opciones distintas para que tanto los padres como los pequeños disfruten al máximo

16.08.2019 | 07:38
Una imagen de una atracción en Portaventura.

Viajar con niños puede en ocasiones condicionar nuestros destinos, pero en España existen opciones para que tanto ellos como los padres puedan disfrutar de unos días de desconexión sin dar opción a que las vacaciones puedan convertirse en algún momento en una tortura.

El secreto está en conjugar las preferencias de los padres con las opciones de ocio de los más pequeños. Por suerte, desde playas a grandes monumentos, son muchos los lugares que a lo largo y ancho de España pueden visitarse con la seguridad de que tanto unos como otros podrán disfrutarlos al máximo.

Estos son cinco lugares ideales para ir en familia:

Salou

Una imgen de Salou. ShutterStock

Este cásico destino de vacaciones en Tarragona ofrece un gran abanico de posibilidades para las familias. Los establecimientos de todo incluido, la posibilidad de elegir entre la playa y la piscina del hotel o la comodidad de tener todo a mano son tres aspectos básicos que facilitan el disfrute de las vacaciones cuando se viaja con niños.

Además, junto a Salou se encuentra Port Aventura, el mayor parque temático de diversión junto al Warner de Madrid. Es uno de los más importantes de Europa y el más visitado del país. El complejo ofrece un sinfín de posibilidades de diversión para los más pequeños, pero también hay opciones para que los mayores no se aburran durante la visita.

Parque Warner

Una imagen del parque Warner en Madrid. ShutterStock

Si queremos ir al grano, otra opción para asegurarnos la diversión es el Parque Warner de Madrid. El complejo cuenta con 1,5 millones de metros cuadrados repartidos en diferentes espacios de entretenimiento, con una oferta para casi todos los gustos.

La atracción más espectacular del parque es la Stunt Fall. Es, además, una de las instalaciones más famosas del mundo. Se trata de una montaña rusa de tipo boomerang invertido. En el mundo sólo hay seis iguales.

Parque de la Naturaleza de Cabárceno

Varias personas fotografían a una jirafa en Cabarceno. ShutterStock

Un tipo de destino que resulta casi siempre un acierto seguro son los parques de animales. Aquellos en los que estos disponen de un espacio mayor que en los zoos tradicionales, como es el caso del Parque de la Naturaleza de Cabárceno, a 17 kilómetros de Santander, en Cantabria, son perfectos para pasar un día en familia.

En este parque, asentado sobre un paisaje singular, marcado por la explotación de unas antiguas minas de hierro, viven elefantes, rinocerontes o jirafas, entre otras muchas especies animales.

Lo ideal es completar los trayectos en coche indicados sabiendo que podemos bajarnos para observar más detenidamente a los diferentes ejemplares. Además, los espectáculos con de aves rapaces, focas y leones marinos harán las delicias de los más pequeños

Ciudad encantada Cuenca

Una imagen de la Ciudad encantada de Cuenca. ShutterStock

En ocasiones, tenemos la suerte de que la naturaleza se alía con la fantasía. En los lugares en los que ocurre esto, los padres a los que les guste disfrutar de planes al aire libre tienen la excusa perfecta para llevarse a sus pequeños sin miedo a que se aburran. La Ciudad Encantada de Cuenca es un espacio singular que aúna este doble atractivo.

Su principal reclamo son las caprichosas y espectaculares formas rocosas que el tiempo ha labrado en el paraje y que se asemejan en ocasiones con animales otros rostros humanos.

Este espacio pertenece a una finca particular ubicada en el bello entorno de la serranía de Cuenca. Es, además Sitio Natural de Interés Nacional desde 1929.

La Alhambra

El Patio de los Leones de la Alhambra. ShutterStock

En familia también se puede disfrutar del patrimonio histórico y artístico de España. La Alhambra de Granada, el monumento más visitado del país, es un ejemplo.

El complejo, referente de la arquitectura y el arte musulmán, está considerado el mejor palacio árabe del mundo y uno de los monumentos más espectaculares del planeta. La corte del Reino nazarí creó un espacio para el solaz de los sentidos en el que la armonía y el refinamiento del diseño y la decoración de la civilización musulmana alcanzaron cotas de perfección casi inigualables. El espacio, junto al Generalife, crea un entorno especial y mágico que tampoco pasa desapercibido para los niños.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook