27 de noviembre de 2020
27.11.2020
La Opinión de Murcia
Especial
Paraninfo UMU

Un vicerrectorado que apoya la formación académica y personal de los estudiantes

El Vicerrectorado de Estudiantes y Servicios a la Comunidad Universitaria ofrece al alumnado de la UMU asistencia durante su estancia en la institución, facilitándola y resolviendo sus problemas

27.11.2020 | 18:00
Toma de posesión del CEUM el pasado mes de diciembre.

Los estudiantes de la Universidad de Murcia encuentran en el propio Vicerrectorado de Estudiantes y Servicios a la Comunidad Universitaria un pilar fundamental en el que apoyarse durante su estancia en la institución educativa, estando este al servicio del alumnado, y ofreciendo, tal y como explica Paloma Sobrado, vicerrectora de Estudiantes y Servicios a la Comunidad Universitaria, servicios interesantes más allá del ámbito académico: «Nos preocupamos porque el tiempo que están en la Universidad no solo sirva para la adquisición de conocimientos y habilidades, sino también para su formación personal».

Este Vicerrectorado se pone en contacto con los estudiantes que acaban entrando en la UMU antes de esta llegada, a través de la organización de todas las actividades, en colaboración con el Servicio de Información Universitario (SIU), que giran en torno a UMUsecundaria, como es el caso de las visitas a los institutos, aunque en la mayoría de ocasiones los centros educativos los que se desplazan a la Universidad para que sus estudiantes se acerquen a su realidad. Tras estas visitas, que este año tuvieron que cancelarse a causa de la pandemia, se organiza una Feria de Servicios, no solo para darles a conocer todo lo que tienen a su disposición, sino también para fomentar la socialización. Este Vicerrectorado, además, mantiene un estrecho contacto con los representantes estudiantiles, con el objetivo de ir subsanando aquellos problemas que se les van planteando.

Muchos son los servicios que ofrece este Vicerrectorado, entre los que destaca ADyV (Atención a la Diversidad y Voluntariado), que atiende a todos aquellos estudiantes con necesidades especiales, además de coordinar las labores de voluntariado.

Otra de sus grandes preocupaciones es la salud del estudiante, promoviendo su cuidado a través de los Servicios Asistenciales, donde podemos encontrar el Servicio de Actividades Deportivas o las clínicas de Odontología y de Visión Integral, que además de impartir docencia a los estudiantes, ofrecen sus servicios de manera abierta, seas o no universitario.

Entrada del Centro Social Universitario.

De este Vicerrectorado también depende el Colegio Mayor Azarbe, la residencia de la Universidad de Murcia para estudiantes, donde actualmente se alojan alrededor de 100 colegiales. A consecuencia de la pandemia se están tomando medidas estrictas de contención de la covid, tanto en esta residencia como en el resto de instalaciones universitarias. «Los estudiantes están mostrando una gran responsabilidad y unas actitudes solidarias, ya que no ha habido contagio alguno en estos espacios. Es necesario destacar el comportamientos de los y las estudiantes de la UMU, que está siendo ejemplar en relación a la contención de la pandemia», afirma Paloma Sobrado.

Otro de los cometidos de este organismo es la Movilidad Nacional, a través del Sistema de Intercambio entre Centros Universitarios de España (SICUE), y que se ha visto afectado este año, debido a la crisis de la covid, al menos durante el primer cuatrimestre. El asociacionismo universitario también es promovido por este vicerrectorado, que a través del Centro Social Universitario organiza diversas actividades específicas dirigidas al alumnado, como pueden ser las campañas solidarias (donación de sangre o recogida de alimentos) o algunas más culturales (representaciones teatrales o exposiciones artísticas).

Ayudas económicas a estudiantes

La ayuda a los estudiantes universitarios se muestra de primera mano gracias al servicio de préstamo de ordenadores, que durante el segundo cuatrimestre del curso pasado tuvo un papel importante. «Nos dimos cuenta que muchos de ellos necesitaban estos ordenadores para llevar a cabo sus labores universitarias, que acabaron siendo facilitados por la UMU». Este curso se ha vuelto a realizar la convocatoria para préstamos, atendiendo a las necesidades de los estudiantes para poder seguir la docencia en las condiciones actuales. Alrededor de 500 ordenadores fueron prestados durante el curso pasado, mientras que en el actual están siendo algo más de 100, debido en parte al carácter semipresencial de las clases universitarias.

Además, la UMU convocó las ayudas 'Ningún estudiante atrás' debido al impacto negativo de la pandemia en la economía de muchas familias, permitiendo que aquellos en una situación económica delicada derivada de la covid-19 pudiesen continuar con sus estudios universitarios, al habérsele pagado la matrícula completa. También se incrementó desde la institución para el curso 19/20 la cuantía de las ayudas al estudio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook