24 de noviembre de 2020
24.11.2020
La Opinión de Murcia
Especial
Paraninfo UMU

El Programa de Voluntariado de la UMU brilla

Sus labores solidarias y de integración social tanto dentro como fuera del entorno universitario le han valido el Premio Regional de Voluntariado

24.11.2020 | 12:12
El Programa de Voluntariado de la UMU brilla

La Universidad de Murcia destaca por la variedad de servicios que es capaz de ofrecer tanto a los integrantes de la institución como a personas ajenas a ella, y uno de los mejores exponentes de ello lo podemos encontrar en el Servicio de Atención a la Diversidad y Voluntariado (ADyV).

Sus funciones se pueden dividir en dos importantes bloques: el primero va dirigido a la Atención a la Diversidad, que trata de brindar apoyo a aquellos estudiantes con cualidades diferentes, ya no solo discapacidades, sino también necesidades educativas especiales. «Se ofrece apoyo educativo y asesoramiento pedagógico a toda aquella persona que lo necesite, desde adaptaciones en las pruebas de la EBAU hasta intérpretes de lengua de signos para estudiantes con dificultades auditivas. Apostamos mucho por la innovación, ya que pensamos que la tecnología debe ser un pilar fundamental en estos apoyos educativos», apunta la coordinadora del Servicio de Atención a la Diversidad y Voluntariado, Ana Millán.

Por otro lado se encuentra el Programa de Voluntariado, a través del cual el alumnado puede realizar acciones de voluntariado tanto fuera como dentro del entorno universitario. «Este programa refleja nuestro compromiso social y el fomento de la solidaridad le integración social. Entendemos esta integración desde la Universidad de Murcia como un proceso constante, por eso trabajamos con la idea de que nadie se quede atrás», afirma Millán.

Las acciones que se pueden llevar a cabo dentro de este programa de voluntariado se clasifican según el tipo de proyecto, el cual puede estar abierto durante todo el año (como el programa de viviendas compartidas, donde estudiantes universitarios comparten hogar con personas con discapacidad intelectual) o tener un carácter más puntual (como es el caso de los Puntos Violeta que funcionan durante las fiestas universitarias, para el asesoramiento y la lucha contra la violencia de género).

Una de las ventajas de este Programa de Voluntariado es la enorme diversidad de participación que se le ofrece al alumnado, pudiéndose realizar estas acciones también en el propio entorno universitario, gracias al Programa UMU Campus, lo que evita cualquier problema de movilidad para los voluntarios. Algunas de las actividades puestas en marcha en el propio campus son los Puntos Covid, en los que se involucran estudiantes de Grados como Enfermería, Medicina o Psicología, y el programa de Agentes de Salud, que ofrece formación e información sanitaria para toda la comunidad universitaria.

Es importante destacar, tal y como hace la coordinadora de ADyV, que todas las actividades de voluntariado se complementan con una formación previa: «A los voluntarios se les imparten cursillos de formación acorde a la actividad que se vaya a realizar. Aunque a veces esta formación es impartida por la propia organización con la que se colabora, desde la UMU siempre se dan nociones acerca de qué es el voluntariado y con qué sentido se realiza». Además, la oferta de actividades anteriormente mencionada debe su enorme variedad a los organismos con los que la Universidad de Murcia colabora para llevar a cabo todos estos proyectos, llegando a establecerse convenios con un total de 119 ONG y 23 ayuntamientos de toda la Región de Murcia.

ADyV se encarga de facilitar al máximo a cualquier persona el acceso al Programa de Voluntariado, únicamente siendo necesaria por parte del futuro voluntario la selección de los proyectos deseados (divididos por áreas temáticas) desde la propia web de la UMU. «A partir de ahí, ADyV realiza los trámites pertinentes con las ONG, ayuntamientos o facultades que solicitan dicha labor de voluntariado», explica Millán.

Estas acciones solidarias tienen su recompensa también a nivel académico para el alumnado, ya que por cada 25 horas de voluntariado se obtiene un crédito CRAU, hasta un máximo de 6, que llegado el momento se pueden convalidar por asignaturas optativas.

El Programa de Voluntariado de la UMU ha conseguido adaptarse en los últimos meses a la complicada situación que atraviesa el país, desarrollando programas no presenciales, como UMUacompaña, que sigue ofreciendo apoyo psicológico y educativo a todo aquel que lo necesita, siempre por vía telemática. Esta nueva muestra de compromiso con la integración y la solidaridad le ha valido al Programa de Voluntariado de la UMU para obtener recientemente el Premio Regional de Voluntariado, concedido por la Consejería de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social de la Región de Murcia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook