Precauciones

Consejos para tener a las mascotas a salvo del calor estival

Los animales sufren más que los humanos los efectos de las altas temperaturas

Perros y otras mascotas sufren especialmente con las altas temperaturas.

Perros y otras mascotas sufren especialmente con las altas temperaturas. / L.O.

La Opinión

La Opinión

Con la llegada del verano, las mascotas necesitan atención especial para combatir el calor, ya que no pueden sudar como los humanos. Perros y gatos, entre otros animales, padecen especialmente las altas temperaturas. Las mascotas deben tener acceso constante a agua fresca, zonas ventiladas y evitar paseos en horas calurosas. En caso de golpe de calor, es crucial enfriar a las mascotas con agua templada y acudir al veterinario si la temperatura no baja. Los animales con problemas cardíacos, braquicéfalos, cachorros y mayores son especialmente vulnerables. Además, cortar el pelo a máquina no siempre es la mejor opción para mantener frescas a las mascotas; en algunas razas, es más efectivo cepillar y eliminar la muda. El pelaje largo y bien cuidado puede ser más beneficioso que uno corto. Por ello, es recomendable consultar a un especialista para el cuidado adecuado de cada mascota y evitar el sobrecalentamiento.

Además de las recomendaciones para prevenir el golpe de calor, es fundamental que los dueños de mascotas estén atentos a los signos de sobrecalentamiento, como jadeo excesivo, letargo, vómitos o desorientación. En el caso de observar estos síntomas, es importante actuar rápidamente para enfriar al animal de manera segura y buscar atención veterinaria de inmediato. El conocimiento y la preparación adecuada pueden marcar la diferencia entre la vida y la muerte para las mascotas durante los meses más calurosos. Asimismo, mantener una rutina de cuidado regular, incluyendo visitas periódicas al veterinario y sesiones de peluquería canina profesional, puede contribuir significativamente al bienestar de las mascotas en verano.