Picaduras de medusa: ¿Cuál es el mejor tratamiento?

Para aliviar el dolor y la urticaria se puede tomar un analgésico

Con la llegada del buen tiempo las medusas suelen aparecer en la playa.

Con la llegada del buen tiempo las medusas suelen aparecer en la playa.

La Opinión

La Opinión

Con la llegada del buen tiempo y de las altas temperaturas suelen aparecer en la playa, sobre todo en la costa mediterránea, las tan temidas medusas. Estos animales marinos son criaturas relativamente simples, que están equipadas para la supervivencia: sus tentáculos están dotados de un líquido urticante que usan como defensa.

Es muy fácil sufrir una picadura de medusa porque basta con rozarse con ellas para sufrir las consecuencias que suelen ser escozor agudo y dolor.

Tanto médicos como socorristas recomiendan que la mejor manera de tratar una picadura de medusa es limpiar la herida con agua salada o suero y aplicar compresas frías para rebajar el dolor. Además, es conveniente llevar la zona afectada tapada con gasas esterilizadas y aplicarle alguna pomada con antihistamínicos y corticoides que rebajen la inflamación, manteniéndola aislada del agua y del sol durante dos o tres días. Echar agua dulce en la herida, recubrirla con arena o rociarla con orina, eran algunos de los remedios populares para paliar el dolor de la picadura de una medusa. Sin embargo, tanto los médicos como los socorristas desaconsejan por completo estas prácticas ya que sólo contribuyen a extender el tóxico e incluso podrían agravar la erupción de la piel.

Si algún tentáculo de medusa se ha quedado enganchado a la piel, hay que retirarlo con pinzas o con guantes de látex (echar un poco de vinagre ayuda) evitando en todo momento tocarlo. Por lo general, la picadura de medusa se cura de una forma progresiva y sin más complicaciones.

Más noticias sobre 'Un verano seguro'