Tribunales

Un entrenador de equipos infantiles de Murcia abusó de ocho menores durante cuatro años

El hombre, que ha reconocido los hechos, quedaba con los jóvenes para realizar ejercicios físicos, lo que aprovechaba para rozarse con ellos o tener otros contactos con sus cuerpos

La Audiencia Provincial de Murcia.

La Audiencia Provincial de Murcia.

EFE

 La Audiencia Provincial de Murcia ha condenado al pago de una multa de 720 euros de multa, y a siete penas de un año de prisión y cinco de libertad vigilada para un entrenador de equipos de fútbol de infantiles que reconoció en el juicio que abusó de ocho menores, de entre 12 y 14 años.

La sentencia incluye en uno de los casos la inhabilitación por un año para el ejercicio de cualquier profesión u oficio que conlleve el contacto con menores, ya sea la actividad remunerada o no, y en los otros siete, durante dos años y medio, junto con alejamiento de 300 metros de las víctimas.

Además, deberá indemnizar a cuatro perjudicados con 1.500 euros a cada uno, y a otro, con 2.500, habiendo renunciado los padres de los otros tres a la reparación económica.

A la hora de fijar las condenas el tribunal ha tenido en cuenta las atenuantes de reparación del daño y confesión y ha aplicado, como pidió el fiscal, el Código Penal en su redacción anterior a la reforma aprobada en septiembre de 2022.

El relato de hechos probados recoge que los mismos se produjeron entre los años 2018 y 2022, cuando el acusado quedaba con los menores para realizar ejercicios físicos, lo que aprovechaba para rozarse con ellos o tener otros contactos con sus cuerpos, movido por un ánimo libidinoso.

Los niños explicaron que su comportamiento les parecía algo raro, pero que, por su edad, no llegaron a comprender lo que ocurría exactamente, ya que, además, pensaban que las tablas de ejercicios que hacían con él les valdría para jugar con los equipos que entrenaba.

De acuerdo con el pacto de conformidad, el tribunal ha dejado en suspenso el cumplimiento efectivo de las penas de prisión durante cinco años a condición de que no vuelva a comete ningún otro delito, cumpla los alejamientos de los menores y pague una muta de 4.000 euros.