Caso Atalayas

Los peritos que visitan las ruinas de Teatre ven deficiencias estructurales "muy graves"

Se trata de ingenieros que elaborarán informes para dos abogados de familiares de las víctimas mortales

"Lo que han visto ya no tiene nada que ver con los restos que quedaron", responde el letrado de la empresa

Bomberos acceden al interior de la siniestrada Teatre, este miércoles.

Bomberos acceden al interior de la siniestrada Teatre, este miércoles. / JUAN CARLOS CAVAL

Ana Lucas

Ana Lucas

A las diez de la mañana de este miércoles, peritos de parte visitaban la ‘zona cero’ de Atalayas: las entrañas de las discotecas Teatre y Fonda, donde perdieron la vida trece personas en el incendio del 1 de octubre. Lo hacían en una pericial en la que también se contaba con efectivos del Cuerpo de Bomberos y con la Policía, los cuales escoltaron a los profesionales que se adentraron en las malogradas salas, declaradas en ruina. Los peritos, según apuntaron luego los abogados, vieron deficiencias estructurales "muy graves" en el lugar. "Lo que han visto ya no tiene nada que ver con los restos que quedaron", respondió al respecto el letrado de la empresa.

Cabe recordar que esta pericial estaba fijada en un principio para el 12 de junio, pero se aplazó por las condiciones meteorológicas adversas previstas (las cuales se cumplieron). La titular del Juzgado de Instrucción Nº 3 de Murcia, que se ocupa del caso, los citó para este miércoles, día 19.

Al lugar se desplazaron los abogados José Manuel Muñoz y Pedro López Graña, ambos letrados que defienden los intereses de parientes de personas muertas en el incendio. La visita duró alrededor de una hora y media.

Lo que cuentan los restos

Muñoz explicó que "hemos visto que, lo que nos dicen los restos que han quedado, es que el edificio estructuralmente no tenía ninguna protección de seguridad, ni de estabilidad, y menos de protección contra incendios".

A su juicio, el lugar "estructuralmente era una chapuza que nunca debió de haberse autorizado". Además, "los forjados estaban sin protección".

La empresa: "Es una temeridad"

Por su parte, José María Caballero Salinas, abogado de Teatre, replicó que "afirmar que 'hemos visto que, lo que nos dicen los restos que han quedado', ya, de entrada, no es cierto. Lo que han visto ya no tiene nada que ver con los restos que quedaron, no solo por el transcurso del tiempo, sino por todo lo ocurrido desde entonces".

"Pronunciarse ahora, sin saber qué es lo que ha ocurrido en el edificio desde entonces, qué se ha hecho, quien ha entrado, etcétera, es una temeridad", sentenció el letrado.

Sobre la afirmación de Muñoz de que "los forjados estaban sin protección”, Caballero Salinas se pregunta "cuándo estaban sin protección: antes o ahora".

Fachada de la discoteca Teatre, tras el incendio del pasado 1 de octubre.

Fachada de la discoteca Teatre, tras el incendio del pasado 1 de octubre. / JUAN CARLOS CAVAL

Y es que el incendio que costó la vida a trece personas tuvo lugar el 1 de octubre del año pasado, mientras que la pericial se ha hecho este miércoles, más de ocho meses después del siniestro. En un lugar, la 'zona cero' de Atalayas, que no ha estado custodiado de forma permanente, con lo cual existe la posibilidad de que alguien haya podido entrar y alterar el interior de las salas.

"En conclusión: se dice aquello que se esperaba que dijeran, ni más, ni menos", subrayó el abogado que defiende los intereses de la empresa.

La Justicia concedió recientemente dos meses de plazo para llevar a cabo esta pericial antes de proceder a demoler lo que queda de las discotecas.