Tribunales

El Margarito, primer condenado a prisión permanente revisable en la Región por violar y asesinar a Manoli en Lorca

La Audiencia Provincial ha hecho pública la sentencia este viernes

La Fiscalía pidió una vez la misma pena para un hombre acusado de matar a su tía abuela en Abarán, pero éste fue absuelto

'El Margarito', durante la primera sesión del juicio.

'El Margarito', durante la primera sesión del juicio. / Israel Sánchez

Ana Lucas

Ana Lucas

Pedro, alias 'El Margarito, es el primer condenado a prisión permanente revisable en la Región por violar y asesinar a Manoli en Lorca en 2021. Así lo ha sentenciado la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Murcia, que ha hecho público este viernes el fallo.

La Fiscalía pidió una vez la misma pena para un hombre acusado de matar a su tía abuela en Abarán, pero éste fue absuelto después de que el jurado popular lo exonerase.

Volviendo al caso de Lorca, "de acuerdo al veredicto de culpabilidad del jurado, el magistrado impone, por el delito de asesinato (cometido con alevosía y para evitar que se descubriera la violación anterior), la prisión permanente revisable y la medida de seguridad de libertad vigilada, postpenitenciaria, por un tiempo superior en diez años al periodo de cumplimiento efectivo de dicha pena. Y, como autor de un delito de agresión sexual violenta, con la agravante de discriminación por razones de género a la pena de 12 años de prisión y, tras ella, diez años de libertad vigilada, además de la prohibición de aproximación y comunicación con los hijos de la fallecida", detallaba este viernes el TSJ en una nota. Además, el sujeto deberá indemnizar con 456.965 euros a los familiares de la mujer.

Medio desnuda, amoratada y sin un halo de vidaAsí era encontrada de madrugada, por un inspector de la limpieza, una vecina de Lorca de 51 años que, cuando los sanitarios y la Policía la vieron, pensaron que tenía más de setenta, debido al estado deplorable y envejecido que presentaba el cadáver. La Policía Nacional arrestaba horas después del descubrimiento del cuerpo a un hombre de nacionalidad española como presunto autor del crimen. Pedro, que ahora tiene 34 años de edad.

Aprovechó que iba ebria

Los miembros del jurado, de forma unánime, consideraron probado que el acusado, asegurándose de estar a solas con la víctima, “aprovechando el gran estado de embriaguez”, y siendo “plenamente consciente de la voluntad contraria” por su oposición y resistencia, la agredió sexualmente. E, inmediatamente después, “guiado por el propósito de matar”, agarró con ambas manos el cuello de la mujer, “estrangulándola durante el tiempo necesario para acabar con la vida, por asfixia mecánica”.

Vivienda acordonada por la Policía Nacional, en pleno casco histórico de Lorca.

Vivienda acordonada por la Policía Nacional, en pleno casco histórico de Lorca. / PILAR WALS

Acto que, según los miembros del jurado, estuvo guiado, además, por el propósito de que no se descubriera la violación cometida, por denuncia de la víctima y obró “por un ánimo específico discriminatorio de género”, concreta el comunicado del TSJ.

En este sentido, el magistrado destaca que la víctima fue apaleada y golpeada brutalmente. Brutalidad que sólo puede atribuirse a una espuria ira, enfado, enojo, “por haber sido rechazado sexualmente (…) por una mujer, a la que no concedía interiormente el estatus de ser humano y digno con legitimidad sobre su propia libertad sexual”.

La sentencia no es firme, contra ella cabe recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Murcia.