La sección quinta de la Audiencia Provincial de Murcia, con sede en Cartagena, ha confirmado la sentencia de un juzgado de lo penal de la ciudad portuaria que condenó a una multa de 540 euros a un hombre que causó daños en un coche con puñetazos, patadas y cabezazos cuya reparación costó algo más de mil euros.

La sentencia desestima su recurso de apelación al declarar que los hechos por los que fue condenado quedaron debidamente probados en el juicio.

El juzgado, que le impuso también la obligación de indemnizar al dueño del vehículo con esa suma, le aplicó la atenuante de embriaguez.

El altercado se produjo en una discusión entre acusado y otros dos hombres en la diputación cartagenera de Los Camachos, uno de ellos el dueño del coche.