Investigación

A la espera de los resultados de ADN para intentar dar caza al violador del Carmen

La Policía incorporará su perfil genético a las bases de datos y comprobará también si hay coincidencia con algún otro agresor sexual

Vehículo de la Policía Nacional

Vehículo de la Policía Nacional / POLICÍA NACIONAL - Archivo

Ana Lucas

Ana Lucas

La Policía Nacional continúa con las pesquisas para identificar, detener y poner a disposición de la Justicia al individuo que a finales de octubre agredió sexualmente a una joven en el barrio del Carmen, en Murcia. Según explicaron fuentes cercanas al caso, del que se hizo cargo la Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de Murcia, los investigadores están a la espera de los resultados de ADN, para ver si estos arrojan luz y posibilitan el arresto del sujeto.

Y es que la víctima no solo no lo conocía de nada, sino que apenas pudo dar una descripción del agresor que la obligó, a punta de navaja, a que le masturbase cuando ella se disponía a coger el coche. Sabe que se trata de un joven, de entre 20 y 30 años, según calcula, y que, por sus rasgos, podría ser originario del Magreb.

Aunque la agresión tuvo lugar en una zona habitualmente concurrida, junto a un supermercado y una farmacia, al ser de madrugada no había nadie en la calle que pudiese auxiliar a la víctima. La víctima, tras huir el atacante, llamó a su madre para contarle lo que acababa de pasarle, y fue la progenitoria quien telefoneó al 112.

Al lugar se desplazaron agentes de la Policía Local de Murcia, que se entrevistaron con la víctima, la cual, afortunadamente, no tenía lesiones físicas. No obstante, se movilizó a una ambulancia, para dar a la víctima, que se encontraba muy nerviosa, asistencia sanitaria. El protocolo manda que sea reconocida por un profesional forense: se le tomaron también entonces muestras, vestigios que ayudarán a dar con el agresor.

En las bases de datos

Más de un violador ha caído por el ADN. La Policía incorporará su perfil genético a las bases de datos y comprobará también si hay coincidencia con algún otro agresor sexual.

La investigación continúa por otras vías, como es el visionado de cámaras de la zona, algo que puede llevar mucho tiempo.