La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado la operación 'RAFACE', una investigación abierta para esclarecer una riña tumultuaria que tuvo lugar en la pedanía murciana de El Raal en la que resultaron heridas de gravedad varias personas, que se ha saldado, hasta el momento, con la identificación, localización y detención de cuatro jóvenes, dos de ellos menores de edad, como presuntos autores de delito de homicidio en grado de tentativa y lesiones.

Durante la madrugada del pasado 11 de septiembre, en el recinto ferial de El Raal-Murcia tuvo lugar una riña tumultuaria en la que se vio involucrado un gran número de personas y en la que resultaron heridos de gravedad varios jóvenes. Unos hechos que originaron alarma social entre los vecinos de la localidad, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

Las actuaciones se iniciaron unos instantes después de iniciarse los hechos, cuando se recibieron numerosas llamadas de ciudadanos que se encontraban en el lugar indicando que se estaba produciendo una pelea multitudinaria entre numerosos jóvenes, por lo que la Guardia Civil movilizó hasta el lugar del incidente varias patrullas de Prevención de Seguridad Ciudadana.

Los efectivos de la Benemérita, una vez en el recinto ferial, verificaron que dos jóvenes tenían heridas de consideración, uno de ellos en estado muy grave, al parecer, producidas por arma blanca, por lo que los guardias civiles les prestaron auxilio hasta que fueron asistidos por los servicios médicos, que finalmente los trasladaron hasta un centro hospitalario de la capital, debido a la gravedad de las heridas.

Mientras se auxiliaba a los heridos, los guardias civiles iniciaron la correspondiente investigación para obtener todos los indicios necesarios para esclarecer los hechos, ya que los primeros minutos desde que se produce un hecho de este tipo son cruciales para esclarecerlo.

Los guardias civiles continuaron con la investigación con la toma de declaración a testigos de los hechos, que en este caso han sido numerosas debido a la gran cantidad de testigos y víctimas existentes. También se han visionado diversas imágenes grabadas mientras se cometían los hechos.

Fruto de la operación, la Guardia Civil ha podido constatar que los principales involucrados en la riña tumultuaria son grupos de jóvenes de El Raal y de la vecina localidad de Beniel que tuvieron una discusión que derivó en una violenta pelea y posterior lanzamiento de botellas de cristal. Debido a que en el recinto ferial había gran cantidad de amigos de ambas partes, se inició la riña tumultuaria entre ellos, en la que se estima que participó más de medio centenar de personas, aunque la mayoría de los participantes no ha denunciado los hechos sufridos.

De la investigación se desprende que uno de los participantes en la pelea, que llevaba oculto un cuchillo de grandes dimensiones, presuntamente, comenzó a agredir con el arma blanca a varios jóvenes de forma indiscriminada, centrándose principalmente en uno de ellos, al que propinó varias puñaladas que le produjeron lesiones de gravedad.

Tras unas complejas pesquisas, ya que los datos aportados por los testigos no habían permitido identificar a los autores de los hechos, los investigadores lograron identificar al principal agresor en la riña y a otros de los presuntos agresores.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios, la Guardia Civil estableció un amplio dispositivo de búsqueda sobre los sospechosos, ya que éstos se habían ocultado al conocer que la riña con agresión se había hecho viral.

El dispositivo ha culminado durante los últimos días con la localización y detención de los cuatro principales responsables e iniciadores de la riña tumultuaria, incluido el presunto autor material de la agresión con arma blanca. A este último se le atribuye la presunta autoría de delito de homicidio en grado de tentativa y los tres restantes delito de lesiones.

La Guardia Civil continúa con la operación abierta para esclarecer plenamente los hechos con la identificación de más autores de la riña tumultuaria, no descartando nuevas detenciones.

Durante las actuaciones, los investigadores de la Benemérita han contado con la colaboración de efectivos de la Policía Local de Murcia.

Los detenidos, junto con las diligencias instruidas, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Murcia y de la Fiscalía de Menores de Murcia.