Sin ruedas y posado sobre ocho ladrillos: así es como ha quedado un vehículo de alta gama, aparcado en la avenida Severo Ochoa, en el barrio de Espinardo.

El propietario del coche, que ya ha denunciado el robo de la cuatro llantas de su automóvil, también quiere visibilizar el día a día que vive en el barrio murciano: "Suma y sigue".

Aunque se investiga, por el momento, se desconoce al autor de los hechos.