Tras maniatar a seis trabajadores y cuatro clientes y encerrarlos en un cuarto, los tres asaltantes se hacían con el botín y escapaban a pie por Juan Carlos I, donde un testigo los llegaba a seguir un rato y los grababa con su móvil, mientras llamaba al 112. La Policía ya empezó a sospechar entonces que se enfrentaba a auténticos profesionales del delito. Aunque el atraco de Murcia fue en octubre, por fin los han capturado.

Los sospechosos son unos italianos que llevaban un alto tren de vida, pese a no conocérsele oficio alguno. La Policía Nacional ha detenido a cinco integrantes de un grupo criminal itinerante especializado en la comisión de atracos a entidades bancarias, que utilizaban armas de fuego para intimidar y actuaron en varias provincias, entre ellas, Murcia. Se considera que están detrás del atraco al Santander de Juan Carlos I, aunque falta por capturar al autor material de este asalto en concreto, según explican fuentes policiales.

Los sospechosos son unos italianos que llevaban un alto tren de vida, pese a no tener oficio

El modus operandi utilizado por los arrestados, de origen italiano, era cambiar de domicilio y de ciudad constantemente, moviéndose por toda la costa catalana, Alicante, Murcia y Málaga, según ha informado la Policía Nacional.

Investigadores, el día del atraco en el banco de Murcia. Juan Carlos Caval

La investigación ha permitido esclarecer dos atracos, cometidos en los meses de septiembre y octubre en entidades bancarias de Murcia y Alicante. Además, la Policía ha realizado tres registros en Barcelona, Orihuela (Alicante) y Marbella (Málaga), en los que han intervenido numerosa ropa y otros elementos utilizados en la ejecución de los atracos, así como 49.000 euros en efectivo en billetes de 50 y 100 euros.

Dinero intervenido por la Policía Nacional. Policía Nacional

Lujos sin trabajar

La investigación de los agentes se inició el pasado mes de octubre, tras el atraco de Murcia en el que inmovilizaron con bridas a los empleados y clientes que se encontraban en el interior y se llevaron 344.335 euros. Acto seguido, salieron del banco con total tranquilidad y se marcharon.

Tras las primeras pesquisas, los investigadores advirtieron que este hecho guardaba relación con otro ocurrido un mes antes también en una sucursal bancaria de Alicante, en la que dos individuos intimidaron a los presentes con pistolas.

Finalmente, los agentes vincularon ambos robos, determinando que los autores pertenecían a un grupo criminal de origen italiano, concretamente de Nápoles, especializado en la comisión de robos con violencia a bancos.

En las gestiones policiales se constató el alto nivel de vida que tenían los miembros del grupo criminal, no pudiéndose justificar con actividad laboral alguna. En las pesquisas se reflejaron numerosos viajes, asiduidad a restaurantes, alquiler de vehículos y alojamientos en hoteles de diversas ciudades españolas.

Objetos y dineros intervenidos por la Policía Nacional. Policía Nacional

Antecedentes en otros países

A los cinco detenidos les constan antecedentes por atracos y otros delitos contra el patrimonio en España, Italia y Bélgica. Además, uno de ellos había sido condenado por la justicia italiana a 14 años de prisión en relación con delitos de robo, secuestro y asociación para delinquir.

Dos de los autores materiales de los atracos han ingresado en prisión por orden judicial mientras continúan las gestiones para tratar de localizar y arrestar a un sexto integrante, y presunto autor material del golpe en el Santander de Murcia.