Libre con una orden de alejamiento de su víctima. Así salía del Juzgado de Guardia este martes el joven de 25 años, cuyas iniciales son S. T., que era detenido el domingo por, presuntamente, violar a una chica en El Valle.

El titular del Juzgado de Instrucción Número 7 de Murcia acordaba esta medida cautelar, la de la orden de alejamiento, porque así lo solicitó la Fiscalía, que no pidió prisión preventiva para este individuo, que permanece investigado por un delito de violación, indican fuentes judiciales.

El sujeto está obligado a presentarse dos veces por semana en los juzgados, añaden las mismas fuentes. En ningún caso podrá acercarse a su víctima, una joven de 20 años de edad que se subió en el coche de su presunto agresor porque él la engañó: le dijo que la llevaría a su casa, pero condujo hasta el monte.

Una amiga da la alerta

Fue una amiga de la víctima la que avisó a Emergencias, porque ella había dejado de responder a sus llamadas y a sus mensajes de la aplicación de mensajería WhatsApp. Según relató la amiga, le constaba que la joven se había marchado con un chico que era amigo de unos amigos suyos, pero que este chico, en vez de llevarla a su casa, la había llevado al monte. En un turismo en el que viajaba otro individuo, al cual el sospechoso habría dejado antes en su domicilio. Una vez a solas con la chica, el sujeto condujo su coche hacia la sierra, para, presuntamente, forzarla a tener relaciones sexuales contra su voluntad. 

La amiga explicó que el coche que usaba el sospechoso era un Seat León. Tener este dato fue clave para acotar la búsqueda y dar caza al sujeto.  

El caso llegó a tratarse como un secuestro. Unidades policiales de media docena de localidades se movilizaron para tratar de dar con el individuo en cuestión. La Policía Local llegó a solicitar que saliese un helicóptero para tratar de localizar el coche de los sospechosos, pero finalmente no fue necesario que se movilizase el vehículo aéreo.

“Una vez atendida la chica, con los datos facilitados por ella y tras un intenso trabajo de búsqueda y averiguación, llevado a cabo por parte de las unidades de El Esparragal, El Palmar, La Raya, Los Martínez del Puerto, Espinardo, Beniaján y Patrulla Ecológica se localiza y se procede la detención del presunto autor, pocas horas después”, detallaba entonces la Policía Local de Murcia, cuya entrega permitió localizar en tiempo récord al sujeto, para entregárselo a la Benemérita (Cuerpo competente para llevar la investigación) y ésta al juez que ha decidido dejarlo en la calle, con cargos.

Cabe recordar que la prisión provisional es la medida cautelar más restrictiva. En este asunto en concreto, no se considera que el sospechoso pueda destruir pruebas, mientras que un hipotético riesgo de fuga se controla obligándolo a personarse dos veces a la semana en dependencias judiciales.