El titular del juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Molina, en funciones de guardia, ha ordenado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza para Ayoub, uno de los dos jóvenes detenidos por acuchillar salvajemente a otro hombre en plena calle en Molina de Segura. Se le acusa de un delito de homicidio, en grado de tentativa, y de otro de lesiones graves.

Para el segundo detenido, hermano del primero y también investigado en el procedimiento abierto, el magistrado establece la obligación de comparecer periódicamente en el juzgado. Ha salido libre.

La Policía Nacional detuvo a estos dos individuos, uno de 32 años y el otro de 24, como presuntos autores del brutal apuñalamiento a un joven este miércoles en la vía pública en Molina de Segura, localidad que quedaba conmocionada tras lo sucedido.

Vecinos del municipio compartían estos días, vía redes sociales, las fotos de los dos sospechosos, a los que dedicaban insultos. Otras personas aprovechaban para difundir improperios de corte racista, debido a que los dos individuos son extranjeros. "Estos no celebran la toma de Granada", escribía un hombre, junto a la imagen de los dos jóvenes.

Los dos sospechosos habrían estado acosando a la pareja del chico al que luego acuchillarían salvajemente en plena calle. De hecho, este acoso habría sido ya denunciado en Comisaría, y habría sido el detonante para que los dos sujetos, al enterarse, decidiesen tomar represalias.

Estos hombres habrían esperado a la víctima, de nombre José y de 33 años de edad, en las inmediaciones de su trabajo. Fue a la altura de la calle Triunfo cuando se le echaron encima y, según testigos, comenzaron a atacarle de forma brutal con armas blancas de grandes dimensiones. "Un machete", aseguran los presentes. Fuentes policiales indican que se trataba de un cuchillo de cocina grande, el cual fue hallado en el escenario de la agresión.

Un testigo le quita el arma

Uno de los testigos del ataque trató de mediar y pudo arrebatarle el machete a los sujetos. Se vivieron escenas de tensión, ya que los agentes que se personaron en el lugar apuntasen a este vecino con sus pistolas, ya que lo vieron con el cuchillo en la mano.

A José le asestaron varias puñaladas en la espalda y en las extremidades. La peor parte de la llevó en una mano. "Prácticamente se la amputaron", dijeron los presentes. Una ambulancia del 061 lo trasladó al hospital. Lo llevaron en ambulancia hasta Albacete y de ahí un helicóptero lo trasladó a La Paz, en Madrid, donde ha sido intervenido para reconstruirle la extremidad.

Con la investigación recién iniciada, fuentes cercanas al caso apuntan que las rencillas vendrían de lejos, por una cuestión de celos. Uno de los sujetos la habría tomado con el joven José porque mantenía una relación con una mujer con la que él estuvo anteriormente.

Muchos vecinos grabaron desde sus casas la agresión y los vídeos rularon rápidamente de teléfono en teléfono, vía WhatsApp. La Policía también analiza las imágenes para tratar de esclarecer qué pasó.

El presidente y portavoz de los populares molinenses, José Ángel Alfonso, pide al alcalde, Eliseo García, medidas urgentes para frenar el incremento de la inseguridad ciudadana, y que convoque la Junta Local de Seguridad. "La Policía debe tener clara la contundencia con la que se debe intervenir estas circunstancias", remarcó.