Justicia

Condenado a cinco años de cárcel por robar materiales de construcción en Águilas

La Audiencia Provincial de Murcia ha desestimado el recurso de la defensa

Audiencia Provincial de Murcia

Audiencia Provincial de Murcia / L.O.

Efe

 La Audiencia Provincial de Murcia ha desestimado el recurso presentado por un vecino de Águilas contra la sentencia de un juzgado de lo Penal de Lorca que, en febrero pasado, lo condenó a penas que suman casi cinco años de prisión por los robos de material de construcción cometidos en un almacén y por resistirse a los policías locales que trataban de detenerlo.

La sentencia del juzgado, a la que ha tenido acceso Efe, señaló que los propietarios del almacén de materiales no pidieron reclamación alguna por los bienes sustraídos por temor a represalias.

El relato de hechos probados establecía que los mismos se produjeron hacia marzo de 2020, cuando el acusado, de 47 años de edad hoy, conocido por el sobrenombre de 'El Millonario', accedió en varias ocasiones a las instalaciones y sustrajo un total de 85 sacos de masilla para gotelé y de color de yeso.

Para entrar en el almacén había colocado por el exterior de la nave una chapa a modo de escalera y, por dentro, una especie de andamio, siendo descubierto en la última ocasión por un vecino que alertó a un trabajador, que llamó a la Policía Local de Águilas.

La sentencia señalaba también que para evitar la acción de los cuatro perros de vigilancia de las instalaciones había arrojado sobre los mismos material corrosivo, además de producirle otras lesiones, hasta el punto de que sus dueños los encontraron "en estado de angustia, con temblores y desorientados".

Uno de los dueños, al localizarlo por las inmediaciones, trató de darle alcance a bordo de una motocicleta, al tiempo que avisaba a los agentes, pero se encontró con que le lanzaba piedras para evitar su persecución e intentaba apuñalarlo con un cuchillo.

Finalmente, los policías locales lograron su detención, no sin dificultades, ya que trató de escapar trepando por la fachada de una vivienda y, también, por la resistencia al arresto ofrecida por el mismo y sus familiares.

El juzgado, en la sentencia que ahora se ve confirmada por la Audiencia Provincial de Murcia, lo condenó a cuatro años, tres meses y quince días por un delito de robo con violencia y a ocho meses por un delito de resistencia, así como al pago de una multa de 120 euros por un delito leve de lesiones.

Además, deberá indemnizar con 340 euros al funcionario policial que resultó herido durante su detención