Judicial

Nueve meses de cárcel por pegar una patada en el pecho a su novia en un bar de Mazarrón

Aunque la víctima dijo que su pareja la golpeó sin querer, la declaración de una camarera sirve al juez para condenar al chico por malos tratos

Manifestación contra la violencia contra las mujeres.

Manifestación contra la violencia contra las mujeres. / R.D.C

Ana Lucas

Ana Lucas

Un joven de 25 años de edad ha sido condenado a una pena de nueve meses de cárcel por un delito de malos tratos, ya que pegó una patada en el pecho a su novia en un pub del puerto deportivo de Mazarrón. Aunque la víctima insistió en todo momento en que el golpe fue sin querer, justo en el momento en que ella lo despertó, el Juzgado de lo Penal N.º 2 de Cartagena condenó al joven a la citada pena de prisión y le puso una orden de alejamiento: no podrá acercarse a menos de 300 metros de la víctima, aún su pareja, ni comunicarse con ella por medio alguno durante los próximos dos años.

Tanto el acusado como su novia interpusieron sendos recursos de apelación ante la Audiencia Provincial. Sostiene la pareja que el golpe fue un acto reflejo y que no es justo dictar condena basándose solamente en el testimonio de una camarera del bar. Esta trabajadora subraya que el chico pegó una patada a la chica que la hizo caer al suelo, y que, cuando la empleada le preguntó si estaba bien, la víctima dijo: “no pasa nada, es mi novio”. A continuación, la pareja se marchó, junto a otra amiga.

La defensa del chico asegura que la declaración de la camarera no es creíble, dado que se trata de una mujer imputada en otro procedimiento penal precisamente por agredir a este mismo joven.

Solicita, asimismo, la pareja que se deje sin efecto la orden de alejamiento, pero la Audiencia responde que se trata de una medida “pensada para la protección específica de la víctima de violencia de género” y la mantiene. Por tanto, el tribunal, al desestimar las demandas de acusado y víctima, confirma de forma íntegra la sentencia del Juzgado de lo Penal.