Agresión

A prisión el detenido por dar una paliza a un joven marroquí en Mallorca: los celos fueron su principal móvil

La víctima permanece en estado grave e ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos de Son Espases

Agentes de la comisaría de la Policía Nacional de Manacor.

Agentes de la comisaría de la Policía Nacional de Manacor. / CNP

Lorenzo Marina

Los celos fueron el principal móvil de la brutal agresión sufrida por un joven el pasado miércoles 21 de julio en Cales de Mallorca. La víctima, un joven marroquí de 28 años, era la expareja de la actual novia del agresor. Tal y como contó El Diario de Mallorca, el ataque se dio sin que el afectado se pudiera defender. Una vez en el suelo, la víctima le propinó patadas en la cabeza. El presunto autor de los hechos, español de 21 años y con numerosos antecedentes en su haber, se entregó el martes en la Comisaría de la Policía Nacional de Manacor, donde fue detenido. Tras ser puesto hoy a disposición judicial en los Juzgados de la capital del Llevant, la jueza ha ordenado su ingreso en prisión.

Los hechos se produjeron sobre la una menos cuarto de la madrugada del pasado miércoles 21 de julio en Cales de Mallorca. Dos parejas se encontraban en el interior de un local de ocio. De repente, una de ellas, salió hacia el aparcamiento. Una vez allí, uno se encontró con dos conocidos. Se dio la circunstancia de que uno de ellos, de 28 años, había sido pareja de su actual novia. Al parecer, le recriminó que estuviera hablando con su actual pareja. Entre ambos se inició una discusión. A continuación, el agresor golpeó a la víctima en la cabeza y le hizo caer al suelo. Acto seguido le propinó patadas en el cráneo. La novia le separó y le instó a que desistiera en el ataque.

Varios testigos presenciales de la violenta agresión socorrieron a la víctima y llamaron por el teléfono móvil a los servicios de emergencia. Por su parte, el presunto agresor abandonó el lugar en compañía de su novia y de la otra pareja que iba con ellos.

Fracturas en el cráneo

Instantes después, efectivos de la Policía Nacional se personaron en el lugar. Una UVI móvil del IB-Salut también acudió al punto donde ocurrió la agresión. Los facultativos atendieron a la víctima de numerosas fracturas y lesiones en la cabeza. Tras activar el código trauma, el afectado fue trasladado a Son Espases donde fue intervenido quirúrgicamente de urgencia. Desde entonces el paciente permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del centro sanitario. Como consecuencia de la investigación policial, después de tomar declaración a numerosos testigos, los agentes encargados del caso lograron determinar la identidad del presunto autor de la brutal agresión.

Antes de ser detenido, el sospechoso de propinar la brutal paliza a la víctima se entregó el martes en la Comisaría de Manacor. Allí fue arrestado y el juez ordenó ayer su ingreso en prisión.