Agresión

Un okupa intenta cortar el cuello con un vaso de cristal a un policía en Alguazas

El agente, que pudo esquivar el ataque y resultó herido en un brazo, también fue amenazado de muerte e insultado por el individuo, al que el juez deja libre con cargos

El agente pudo esquivar el ataque y resultó herido en un brazo.

El agente pudo esquivar el ataque y resultó herido en un brazo. / R.D.C.

Ana Lucas

Ana Lucas

Un individuo ha sido detenido por intentar cortar el cuello a uno de los policías que acudió a desalojarlo de la casa que acababa de okupar en Alguazas, indican fuentes policiales. La profesionalidad y formación del agente hizo que pudiese repeler el ataque y únicamente resultase herido en un brazo, con un corte profundo que requirió de atención médica.

Los hechos tuvieron lugar el jueves, sobre las seis y media de la tarde, en una vivienda ubicada en la calle Cid Campeador, cuando la Benemérita requirió a la Policía Local para labores de apoyo: una persona se había metido en una vivienda vacía, del banco. Al llegar los agentes, encontraron arrancada la puerta acorazada de hierro que tenía el domicilio, en el que no había enseres ni nadie residiendo: solo encontraron a un joven de unos 20 años de edad, al que pidieron que se identificase.

El chico, que no portaba ningún tipo de documentación encima, dijo que acababa de entrar en la casa. De pronto, agarró un vaso de cristal que había en una mesilla, lo rompió contra la pared y atacó a uno de los efectivos personados. Intentó cortar en el cuello, pero la rapidez del agente y la formación policial dieron lugar a que pudiese esquivar el golpe. Le dio en el brazo y le hizo un corte grave. El sujeto, que también amenazó de muerte e insultó a los policías, usó el mismo cristal para autolesionarse: trató de cortarse las venas.

Al lugar se movilizaron sanitarios, que atendieron tanto al policía como al individuo, que fue arrestado por atentado contra un agente de la autoridad, resistencia y lesiones. También mostró una gran agresividad a la hora de ser introducido en el vehículo policial. En la puerta de la vivienda, la Policía se encontró con el hermano del arrestado, un hombre que también se mostró violento, aunque sin llegar a pegar a nadie.

Al día siguiente el sospechoso fue puesto a disposición judicial y del juzgado salió libre con cargos.