La Guardia Civil ha desmantelado un vertedero clandestino de escombros ubicado en una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de Murcia. El propietario, de 58 años, ha sido investigado como presunto autor de los delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente, informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

Efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) localizaron en el interior de la finca cercada todo tipo de materiales inertes, tanto procedentes de residuos de la construcción, que eran vertidos de forma incontrolada, como restos de poda, plásticos, mobiliario, embarcaciones y vehículos desguazados.

Una vez verificadas las prácticas irregulares, los investigadores consiguieron identificar al propietario del terreno, solicitándole las correspondientes autorizaciones administrativas, de las que carecía.

En el vertedero estaba situado dentro de la zona ZEPA del Monte el Valle y Sierras de Altaona y Escalona, enmarcada en la red Natura 2000, donde se pueden encontrar especies de flora autóctona protegidas como el palmito y de fauna como el sapillo moteado, el búho real o el águila perdicera, siendo una zona habitual de cría de estas últimas especies.

El propietario del terreno, administrador de una empresa de alquiler de contenedores para la retirada de escombros, ha sido investigado y puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Murcia.

Este tipo de actividades delictivas consisten en la eliminación incontrolada de residuos inertes en suelos, muchas veces contaminantes como fibrocementos, pinturas y asfaltos, lo que puede originar un perjuicio a los acuíferos de la zona.