Un sujeto, cuya identidad y edad no han sido facilitadas, ha sido detenido tras estrellarse de madrugada contra un vehículo policial cuando conducía borracho, indican fuentes policiales.

Una patrulla de la Policía Local de Cartagena, que hacía funciones de vigilancia, vio circular a un vehículo en sentido contrario en la Gran Vía de La Manga. Los agentes, con rapidez, salieron del carril de cambio de sentido en el que se encontraban, para señalizar con dispositivos luminosos la zona, para evitar un atropello de este turismo a los numerosos peatones que se encontraban en la zona (había mucha gente porque estaban cerrando los bares) evitar una colisión de este vehículo con algún otro.

"Lo que no se imaginaba la dotación es que pese a advertir con dispositivos luminosos, este vehículo colisionaría contra ellos no una, sino hasta en dos ocasiones de manera frontal en su propósito de huir".

Los agentes bajaron del vehículo policial e intentaron evitar que siguiera la marcha el conductor, que no quiso abrir la puerta del coche. Cuando los policías lograron sacarlo, el hombre presentaba evidentes síntomas de encontrarse bajo los efectos del alcohol. La prueba a la que fue sometido corroboró que superaba hasta en cinco ocasiones la tasa máxima permitida.

El individuo fue arrestado y su vehículo puesto a disposición judicial.