Un miembro de la Policía Nacional ha sido acuchillado este martes en un atraco en una sucursal bancaria en Murcia. El suceso se saldó con tres policías heridos, aunque la peor parte fue el que recibió el navajazo. Los otros sufrieron cortes en las manos. La heroicidad de los agentes evitó males mayores: pudieron frustrar el atraco, evitar la toma de rehenes y arrestar al sospechoso.

El asaltante entró en un banco en la calle Obispo Frutos

Los hechos se produjeron a las nueve de la mañana de hoy, en un banco de la calle Obispo Frutos de la capital murciana, donde entró una persona, arma blanca en mano, con el fin de asaltar la entidad.

Despliegue policial en la sucursal atracada. I. Sánchez

El sospechoso pudo ser reducido y se procedió a su arresto pero antes logró clavar el arma blanca al agente. Al lugar se desplazó rápidamente una ambulancia. Afortunadamente, el policía no está grave: la cuchillada fue en una pierna. La celeridad con la que actuó la Policía Nacional (que llegó en cuestión de segundos al lugar del atraco) frustró los planes del individuo, que no llegó a llevarse nada ni a tomar sin rehenes.

Los agentes arrestan al agresor.

Las mismas fuentes apuntaron que hay más heridos: otro agente de Policía y un trabajador del banco, que sufrieron cortes en las manos que no revisten gravedad, y personas que fueron testigo de lo sucedido y sufrieron un ataque de ansiedad.

Los sanitarios trasladaron a dos varones al hospital: a uno, de 43 años, al Morales Meseguer, y a otro, de 35, el agente, a una clínica privada de la capital murciana, donde le dieron diez puntos en el muslo, detalla la Policía. A otro agente le dieron seis puntos en una mano y un tercero sufrió algunos cortes, afortunadamente, leves, también en una mano.

La Policía Nacional organizó un gran despliegue en la puerta de la sucursal, el cual llamó la atención de vecinos y viandantes. Los agentes acordonaron el lugar para llevar a cabo la pertinente inspección ocular, con profesionales tanto de la Policía Judicial como de la Policía Científica.

Del cuello a un empleado arma en mano

"Cuando los agentes llegaron se dieron cuenta de la gravedad de la situación. Las paredes acristaladas de la sucursal permitieron a los policías ver desde el exterior como había una persona agarrando a otra por el cuello al tiempo que la amenazaba con un cuchillo; además, estaba herida", detalló luego la Policía Nacional en un comunicado a los medios. 

"Ante la urgencia de la situación los agentes entraron para evitar no solo el atraco, sino que nadie más resultara herido, e intentaron tranquilizar al asaltante al tiempo que liberaron a dos mujeres que estaban escondidas en un despacho", añade el Cuerpo Nacional de Policía en la Región.

Destaca que "la situación era cada vez más tensa, el asaltante tenía cogido a un trabajador del cuello mientras le apuntaba con un cuchillo, pero un solo momento de descuido fue lo necesario para que los agentes saltaran por encima de la mesa y la mampara de seguridad y consiguieran salvar a la víctima y detener al asaltante". Fue entonces cuando el sujeto atacó con el cuchillo a los tres policías.