El juzgado de guardia de Murcia ha dejado en libertad con cargos a un hombre que fue detenido poco después de que aprovechara su estancia en el domicilio familiar, ubicado en la pedanía murciana de Espinardo, para amenazar a su padre y robar en la casa de su vecina.

Las diligencias del caso señalan que el detenido, un hombre de 46 años de edad, fue puesto en libertad después de que el padre se acogiera a su derecho a no declarar y se archivaran las actuaciones.

Sin embargo, continuará sometido al proceso penal que le fue abierto como presunto autor del robo de una videoconsola en la casa de la vecina, a la que accedió a través de una ventana.

El atestado señala que, cuando se produjo el arresto, el pasado lunes, este hombre estaba siendo buscado por la Policía Nacional tras la denuncia que el día anterior había presentado su progenitor por amenazas y, al aparecer de nuevo en la vivienda, el progenitor llamó a los agentes.

Efectuada la detención, una vecina del inmueble se acercó a los policías para comunicarles que sospechaba de que el ahora investigado era el autor de la sustracción de la videoconsola de su casa, extremo que fue reconocido por el hombre.