La Guardia Civil ha detenido a hombre de 38 años, que cunta con un amplio historial delictivo, al que se le atribuyen cerca de una treinta de delitos de robo con fuerza en viviendas de Cartagena, informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

La investigación, denominada 'Pirámide', se inició el pasado mes de febrero, cuando la Guardia Civil detectó un incremento en el número de robos en viviendas de Los Urrutias, El Carmolí y Punta Brava.

El Instituto Armado estableció numerosos dispositivos dirigidos a la prevención de futuros robos, así como a la identificación de la persona que se hallaba tras los cometidos.

En uno de estos servicios, una patrulla de Prevención de Seguridad Ciudadana sorprendió a un individuo mientras salía a la carrera de una vivienda. El sospechoso tomó un vehículo que tenía estacionado en las inmediaciones y huyó del lugar para, más tarde, abandonarlo en una zona con escasa iluminación, donde fue localizado por los agentes.

Los guardias civiles determinaron que podía tratarse del turismo empleado por el sospechoso, ya que en su interior se encontraron prendas como un pasamontañas y guantes, así como una linterna. El titular del turismo, un vecino de Los Urrutias con un abultado historial delictivo, se perfiló entonces como el principal sospechoso de los robos acaecidos en la zona.

Conocedores de las habilidades delictivas del sospechoso, la Benemérita organizó una serie de discretos dispositivos de vigilancia centrados en su radio de acción: Punta Brava, El Carmolí y Los Urrutias.

Una de estas vigilancias resultó positiva cuando una patrulla detectó la circulación del vehículo, conducido a gran velocidad por el sospechoso, por una vía pública de Los Urrutias, por lo que fue interceptado.

En su interior, los guardias civiles hallaron diversos objetos de dudosa procedencia, tales como herramientas, pequeños electrodomésticos, llaves de viviendas y otros enseres domésticos, por lo que fueron intervenidos para su análisis. Posteriormente, el estudio de estos objetos permitió atribuir al sospechoso cerca una treintena de robos con fuerza, cometidos en viviendas de Los Urrutias, El Carmolí y Punta Brava.

Desde ese momento, la Guardia Civil centró sus esfuerzos en su localización, aunque su amplia experiencia delictiva lo hacía escurridizo de tal forma que se mantenía en paradero desconocido desde esa fecha, resultó localizado y detenidos días más tarde.

La operación 'Pirámide', iniciada el pasado febrero, ha culminado con el esclarecimiento de cerca de una treinta de robos en viviendas de Los Urrutias, El Carmolí y Punta Brava, así como con la recuperación de numerosos objetos sustraídos.

El detenido, de nacionalidad marroquí y vecino de Los Urrutias, los efectos recuperados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Cartagena.