Seguridad

Detenidos en Yecla dos menores por difundir un vídeo sexual de una niña de 12 años

Uno de los chicos creó un grupo de contactos en la aplicación WhatsApp y fue mandando este contenido

Agentes de la Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional

R.D.C.

Agentes de la Policía han detenido en Yecla a dos menores de 14 años por difundir un vídeo de contenido sexual protagonizado por una menor de tan solo 12 años entre algunos de sus contactos de WhatsApp, indica el Cuerpo.

Uno de los detenidos fue el que obtuvo el vídeo. Supuestamente embaucó a la menor para conseguir, mediante sexting, fotos y vídeos de contenido sexual que difundió en un grupo de contactos que el mismo creó. Al parecer, posteriormente, otro de los integrantes de ese grupo guardó el material y lo divulgó a su vez por otros grupos.

Este material sería pornografía infantil, al estar protagonizado por una menor de tan solo 12 años. El asunto se agrava ante el hecho de que la víctima nunca dio su consentimiento para que el individuo al que ella le mandó la grabación la compartiese con sus amigos.

La Policía Nacional siguió el rastro digital de estas imágenes y comprobó la implicación de ambos detenidos en la difusión del contenido, informando a la Fiscalía de Menores de la Región de Murcia sobre las detenciones de los dos chicos de 14 años por un delito de descubrimiento y revelación de secretos.

Hace apenas unos días, dos adolescentes, cuyas identidades y edades no han sido facilitadas, eran detenidos en Jumilla por, presuntamente, difundir pornografía infantil por Internet, informan fuentes cercanas a la investigación. Se les acusa de haber distribuido, presuntamente material, pornográfico infantil a través de varias redes sociales.

La Policía Judicial de la Benemérita llevaba tiempo con esta investigación, además de que, de forma constante, se hace un rastreo en redes, a fin de localizar y frenar este tipo de conductas. Uno de los sospechosos es de nacionalidad española y el otro de origen magrebí. 

Cómo prevenir el sexting

1.- No distribuir contenido sexual. Redistribuir este tipo de imágenes de otras personas con el fin de perjudicarles es delito.

2.- Clima de confianza entre padres e hijos. Es recomendable que los padres creen un clima de confianza con los hijos para tratar estos temas e informarles de los riesgos y de las consecuencias que entraña facilitar datos personales o enviar fotografías y vídeos comprometidos a otras personas, incluso aunque sean sus amigos, ya que pueden perjudicar su honor.

3.- Prevenir mejor que curar. La prevención es esencial, si su hijo le informa de contenidos que le han hecho sentir incómodos (de tipo sexual) dale la importancia que realmente tiene y denúncialo.

4.- No ser cómplice. Si un menor sufre alguna situación de este tipo, debe informar a sus padres y denunciar los hechos ante la Policía.

5.- Denunciar. Si reciben por cualquier medio un material de este tipo, no lo compartan, denúncienlo de forma privada a la Policía Nacional.