Los hechos tenían lugar a finales de octubre de 2020, en el rellano de un edificio de la calle Ortega Melgares, en el barrio de San Cristóbal de Lorca. Ahí perdía la vida un hombre cosido a cuchilladas y su presunto agresor acababa en el hospital, herido con cortes en distintas partes de su cuerpo.

Esta semana, agentes de la Policía Nacional regresaban al lugar del crimen, para llevar a cabo una reconstrucción que ayudará en el proceso judicial.

La noche de autos, una llamada alertaba a Emergencias de que se había producido una reyerta en la cual habían resultado malheridas dos personas, una de las cuales, dijeron los testigos, sangraba abundantemente por el cuello.

Agentes, en la reconstrucción de los hechos. Juan Caballero

Agentes de la Policía Local y de la Policía Nacional se desplazaron al lugar y acordonaron el portal. El cuerpo del finado fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, para serle practicada la autopsia.