23 de diciembre de 2020
23.12.2020
La Opinión de Murcia
Violencia macabra

Tres adolescentes torturan a un hombre en Benicarló y lo emiten por Instagram

Maniataron al herido, que está grave, y le pegaron con una batidora y una llave inglesa durante horas

23.12.2020 | 09:26
Imagen de archivo de un coche de la Guardia Civil.

Tres adolescentes, de 16, 17 y 18 años, han sido detenidos en Benicarló por raptar, maniatar y torturar durante horas a un hombre de unos 30 y retransmitirlo, además, por la red social Instagram en directo.

La víctima se encuentra ingresada en el Hospital General de Castellón en estado muy grave con traumatismos craneoencefálicos severos, así como costillas y una vértebra rotas. Asimismo, el hombre secuestrado tiene lesiones de importancia en un brazo que podrían hacerle perder una mano, según ha podido saber este periódico.

Los detenidos pasaron este martes a disposición judicial en el Palacio de Justicia de Vinaròs y se decretó la privación de libertad para todos ellos, acusados de intento de asesinato y detención ilegal.

¿Un móvil económico?

Los macabros hechos sucedieron el domingo en una vivienda de calle San Isidro. Concretamente, en un domicilio okupado del número 18. La víctima y sus agresores se conocían y todo apunta a que vivían juntos en el citado inmueble, según las primeras investigaciones.

El móvil de la brutal agresión podría ser económico, pues los investigadores tienen indicios de que los adolescentes querrían, supuestamente, apoderarse de un dinero que la víctima tenía en el banco. Con el objetivo de conseguir ese efectivo, retuvieron al hombre desde la madrugada del domingo hasta las 16.00 horas aproximadamente y lo golpearon por todo el cuerpo con una llave inglesa y una batidora industrial, que mostraron ensangrentadas en el directo de Instagram.

En el vídeo, que ya está en poder de la autoridad policial y judicial, los presuntos autores aparecen fuera de sí y la víctima, llorando y suplicando clemencia. Los adolescentes gritan en las imágenes y amenazan de muerte al secuestrado, acusándolo de ser un pederasta que ha violado a una niña y que, por eso, van a acabar con su vida -un extremo del que no existe ningún indicio y que parece ser mentira-. El vídeo muestra, asimismo, a los dos menores y el mayor de edad consumiendo algún tipo de droga fumada.

Fue un espectador del directo de Instagram quien alertó a la Guardia Civil de madrugada, realmente alarmado por las macabras imágenes. Este testigo grabó la prueba gráfica de las torturas y la presentó en el cuartel. A partir de ese momento, los agentes comenzaron a buscar el inmueble en la capital del Baix Maestrat y acabaron interviniendo en la casa a las 16.00 horas del domingo.

Según ha podido saber este diario de fuentes de la investigación, los agentes sorprendieron a los detenidos in fraganti, con la víctima gravemente herida y en volandas. Al parecer, uno de ellos llevaba en ese momento una cartilla bancaria propiedad del secuestrado en las manos, por lo que el móvil económico constituía la sospecha más clara para los investigadores al cierre de esta edición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook