06 de noviembre de 2020
06.11.2020
La Opinión de Murcia

La autopsia del menor fallecido en Alicante apunta a una peritonitis

El niño de ocho años acudió cinco veces a urgencias hasta que murió en su casa tras soportar un fuerte dolor de estómago

06.11.2020 | 12:13
Los abuelos maternos de Aitor asumieron su patria potestad.

El resultado de la autopsia preliminar realizada a Aitor, el niño de 8 años de Petrer que falleció la semana pasada tras acudir cinco veces a Urgencias, indica como posible causa de la muerte una peritonitis. No obstante, la familia está a la espera de obtener el resultado de la autopsia definitiva, practicada en el Instituto de Medicina Legal de Alicante, para emprender acciones legales. De hecho, los padres ya han contactado con el despacho de abogados que se hará cargo del caso.

La peritonitis es una inflamación del peritoneo, el tejido delgado que recubre la pared interna del abdomen y cubre la mayoría de los órganos abdominales. Suele causarla una acumulación de sangre, fluidos corporales o pus en el vientre a consecuencia de la ruptura del apéndice, una herida en el abdomen o una infección tras una intervención quirúrgica. En este caso el resultado de la autopsia y los informes periciales serán los que determinen si la muerte pudo haberse evitado porque Aitor era un niño sano y feliz, que nunca había sufrido ninguna enfermedad grave ni tampoco recibió ningún golpe en el estómago durante las semanas previas al fatal desenlace según sus familiares.

Como ya adelantó este diario, el óbito del pequeño se produjo a primera hora de la mañana del pasado miércoles 28 de octubre tras desvanecerse cuando se encontraba en el aseo de su casa. Pero desde el sábado 24 de octubre presentaba un cuadro continuado de vómitos y se quejaba de un dolor de estómago tan agudo que le impedía acostarse boca arriba y le dificultaba, incluso, la respiración.

Los diferentes médicos que lo atendieron únicamente le suministraron sueros, un analgésico para el dolor y un tratamiento para cortarle los vómitos. En ningún momento se le realizó una ecografía ni una analítica de sangre para tratar de averiguar el origen del dolor abdominal que no le dejaba ni dormir. Solo se le practicó un análisis de orina para descartar que pudiera estar sufriendo un ataque diabético. Así lo explica su madre Marta Gonzálvez Alba -en realidad es su abuela pero lo ha criado junto a su marido José Antonio Sánchez desde que era un bebé- en un vídeo de seis minutos y medio que grabó justo un día después de enterrar a su «ángel», y que se ha hecho viral tras difundirlo por las redes sociales.

Reacción social

La reacción de los ciudadanos a través de las redes sociales ante este triste suceso ha sido masiva en toda España. En Petrer un grupo de vecinas y vecinos se planteó realizar el próximo sábado una concentración de protesta pero, debido al alto riesgo de contagio por la pandemia del coronavirus, se optó por aplazarla hasta que la situación sanitaria mejore.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número 3 de Elda, que estaba de guardia cuando el pequeño perdió la vida, mantiene abiertas las diligencias previas después de que la familia de Aitor solicitara formalmente una autopsia forense. El juez de guardia aceptó la petición y así lo acordó aunque, de momento, no hay investigados ni consta denuncia expresa contra nadie. Se está, por tanto, a la espera de conocer el informe del resultado definitivo de la autopsia para tomar nuevas medidas judiciales. Por su parte el Departamento de Salud de Elda ha emitido un comunicado «lamentando profundamente el fallecimiento del menor» y poniéndose a disposición de la familia para colaborar en el esclarecimiento de los hechos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook