06 de octubre de 2020
06.10.2020
La Opinión de Murcia
Desahucios

Una mujer incendia su casa en Valencia tras conocer que iba a ser desahuciada

Amparo había amenazado con prenderle fuego tras recibir un ultimátum de la inmobiliaria

06.10.2020 | 10:21
El fuego calcinó el domicilio de la mujer y afectó a un inmueble del tercer piso

Una mujer de 53 años se encuentra hospitalizada desde el pasado 27 de septiembre tras resultar herida en el incendio que presuntamente ella misma provocó en su vivienda de Paiporta, en Valencia. Amparo R. llevaba tiempo amenazando con prender fuego al inmueble tras conocer en el mes de mayo que debía abandonar el domicilio donde creció y en el que residía tras la muerte de su madre hace un par de años. La inmobiliaria que gestiona la propiedad le había dado recientemente un ultimátum antes de iniciar los trámites para proceder a su desahucio, los investigadores de la Guardia Civil sospechan que este hecho habría motivado presuntamente que la mujer decidiera incendiar la casa, poniendo en riesgo su vida y la del resto de vecinos de la finca.

El grupo de investigación de incendios de la Guardia Civil realizó la semana pasada una completa inspección ocular en el inmueble donde se produjo el incendio. Los investigadores hallaron tres focos distintos donde se originó el fuego, lo que descarta el origen accidental de las llamas. Esta intencionalidad manifiesta en la forma de iniciarse el fuego unido a las amenazas que ya había proferido la mujer en los días previos hizo que desde un primer momento se sospechara de que el mismo había sido provocado presuntamente por la propia moradora del piso, quien resultó intoxicada por el humo y tuvo que ser evacuada en ambulancia al Hospital La Fe de València.

Los hechos ocurrieron el pasado 27 de septiembre, en torno a las 15.00 horas, en la carretera de Picanya, en Paiporta. Esa misma mañana los vecinos habían visto a Amparo limpiando el patio y, según apuntaron, "estaba tan tranquila". No obstante, las fuentes consultadas por este periódico apuntaron que la mujer es "muy inestable". De hecho, antes de ser trasladada al hospital se puso agresiva con la policía.

En la vivienda donde se inició el fuego, situada en un segundo piso, había tres gatitos. Uno de los animales inhaló humo y los bomberos del Consorcio Provincial pudieron recuperarlo aplicándole oxígeno con un equipo de respiración autónoma. Otro de los gatos murió como consecuencia del incendio por lo que no se descarta que se le impute a la sospechosa también un delito de maltrato animal además del de incendio con riesgo para las personas al haber puesto en peligro al resto de vecinos del edificio.

"Nos dio tiempo de cerrar las ventanas para que no entrara tanto humo, pero las llamas afectaron al balcón", indicó una vecina de la finca cuya vivienda también resultó con daños por el fuego presuntamente ocasionado por la sospechosa. "Su hija mayor ha venido a dar la cara y a pedir perdón por lo ocurrido", añadieron estas mismas fuentes.

La mujer ya había tenido incidentes con algunos vecinos de la finca. "Le molesta todo el mundo, su familia está viendo qué hacen con ella", apuntan sobre la personalidad conflictiva y de difícil convivencia de la moradora del piso incendiado.

Este periódico se puso en contacto con la inmobiliaria de Paiporta que figura como actual propietaria del inmueble calcinado para saber el plazo que tenía la mujer para abandonar el piso, aunque prefirieron no hacer declaraciones al respecto.

Fuentes vecinales explicaron que Amparo llevaba viviendo toda la vida en ese piso, desde pequeña. Cuando su madre faltó hace un par de años volvió a residir allí pero tuvieron que vender el piso, aclaran estas mismas fuentes. Tras la venta llegó a un acuerdo con la inmobiliaria para vivir arrendada allí por un plazo, al parecer de un año, pero el tiempo se había cumplido y al no poder pagar las mensualidades el pasado mes de mayo le notificaron que tendría que abandonar la vivienda.

El pasado 27 de septiembre, en torno a las 15.00 horas del mediodía y cuando se encontraba a solas en la casa, se originó un incendio en el interior del inmueble con tres focos distintos. Las investigaciones apuntan que fue la propia moradora, que resultó intoxicada por el humo, la causante del fuego. De hecho, semanas atrás ya había amenazado con provocar un incendio porque iban a tirarla de su casa, según escucharon varios vecinos. La mujer permanece hospitalizada y podría ser imputada en los próximos días por varios delitos, entre ellos el de incendio con riesgo para las personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook