06 de agosto de 2020
06.08.2020
La Opinión de Murcia
Crisis del coronavirus

El chiringuito de Málaga en el que un DJ escupió alcohol no tenía licencia para eventos musicales

La Junta denuncia que "la actuación causó gran alarma social por transgredir las medidas sanitarias"

06.08.2020 | 17:12
Vista del chiringuito Kokun Ocean Club.

El chiringuito-discoteca del paseo marítimo de Torremolinos (Málaga), Kokun Ocean Club, donde se grabaron varios vídeos difundidos en redes sociales el pasado fin de semana en los que se incumplían "de manera flagrante" las medidas frente al Covid-19 impuestas por la Junta de Andalucía y que ha cerrado de manera cautelar durante 15 días, carecía de licencia de autorización para la celebración de eventos con música.

Así se recoge en el informe que la Unidad de Policía Adscrita, fruto de su investigación sobre los hechos, ha enviado a la Delegación del Gobierno de Málaga para que sirva de base para la incoación a los responsables de los hechos del correspondiente expediente sancionador por el grave incumplimiento de las medidas sanitarias detectadas, de obligado cumplimiento y que se debieron adoptar.

"Estas actuaciones han causado una gran alarma social al transgredir de forma palmaria las medidas sanitarias establecidas para hacer frente a la lucha y evitar la propagación de la pandemia por la infección del coronavirus", han indicado desde la Junta de Andalucía en un comunicado.

En este sentido, han precisado que en las imágenes grabadas se mostraba una actuación del dúo de DJ Les Castizos en el que los participantes y asistentes al espectáculo no guardaban las distancias de seguridad interpersonales establecidas ni se hacía uso de las mascarillas por parte de los asistentes, tal y como establece la normativa vigente al respecto.

Asimismo, desde el escenario, y en un momento determinado de la actuación, se observa cómo uno de los integrantes del dúo actuante bebe directamente de una botella, lo que parecen ser tragos de alcohol, que luego esparce directamente desde la boca hacía los asistentes al espectáculo, para acto seguido, ir dando de la misma botella a parte del público asistente que bailaba agrupado, "sin mascarilla ni distancia interpersonal".

Ante estos hechos que, a simple vista suponían, al menos, incumplimientos graves de la normativa sanitaria vigente; se solicitó la investigación pertinente para comprobar la veracidad de los hechos descritos, determinar cuándo ocurrieron estos, y en su caso, depurar las responsabilidades a que hubiese lugar.

Los hechos se produjeron el 28 de julio

Los efectivos de la Unidad de Policía Adscrita han llevado a cabo una investigación y fruto de la misma, tras ser oídos en declaración, tanto el responsable del establecimiento como los DJ que aparecen en los vídeos, se ha podido determinar que los hechos no tuvieron lugar el 31 de julio, sino durante la tarde-noche del martes 28 de julio.

Asimismo, se ha comprobado que el local carecía de licencia de autorización para la celebración de eventos con música. Según la Policía Autonómica, "se habían incumplido tanto por parte de los organizadores como de los actuantes las medidas elementales de prevención, contención y coordinación al no velar por el cumplimiento del mantenimiento de la distancia de seguridad interpersonal establecidas por la Junta de Andalucía mediante la Orden de 19 de junio 2020, por las que se adoptan medidas preventivas de salud pública en la Comunidad Autónoma de Andalucía para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus (Covid-19); modificada por la Orden del 14 de julio de 2020".

Esta orden dispone, entre otras medidas, el uso obligatorio de las mascarillas para las personas de seis años en adelante en la vía pública, en los espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público que se encuentre abierto al público, aunque pueda garantizarse la distancia interpersonal de seguridad de 1,5 metros.

Estas medidas son exigibles a todos los ciudadanos en general, han añadido, "pero especialmente a los titulares de establecimientos, locales de negocio, instalaciones y espacios de uso público y actividades de carácter público con la finalidad de evitar la generación de riesgos de propagación de la enfermedad Covid-19, así como la propia exposición a dichos riesgos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook