01 de julio de 2020
01.07.2020
La Opinión de Murcia

Una mujer sorprende a un ladrón robando en su casa de Palma cuando dormía

La Policía Nacional detuvo al sujeto después de que la víctima lo reconociera en la calle

01.07.2020 | 10:54
Un policía lleva detenido a uno de los ladrones arrestados el pasado fin de semana.

Una mujer se despertó de forma abrupta la noche del pasado sábado en su domicilio de Cala Major, en Palma, mientras dormía plácidamente. Un ladrón se había colado en la vivienda a robar y huyó después de que la víctima se levantara de la cama. Tras reconocer al delincuente al día siguiente por la calle, agentes de la Policía Nacional le detuvieron por un presunto delito de robo con fuerza y hurto.

Los hechos ocurrieron sobre las diez de la noche del pasado sábado en un domicilio de Cala Major. Una mujer se encontraba durmiendo en su cama cuando un súbito ruido la despertó del sueño. Al levantarse, la residente se topó con el delincuente y este huyó a toda prisa del inmueble.

Sin embargo, los dos no tardaron en verse las caras apenas unas horas después. Sobre las tres y cuarto de la tarde, esta mujer llamó al 091 para comunicar que se había encontrado en la calle con el individuo que se había adentrado en su domicilio de Cala Major.

A continuación, una patrulla policial se desplazó hasta el lugar señalado. Los agentes identificaron al sospechoso, de 52 años. Tras tomar declaración a la afectada y a otros testigos, fue detenido por un presunto delito de robo con fuerza y por hurto.

No obstante, otro ladrón fue detenido el pasado fin de semana en Palma después de que entrara a robar en un establecimiento de la calle Manacor, tras colarse a través de una obra colindante.

Los hechos ocurrieron sobre las cinco y media de la madrugada del pasado sábado en Palma. La alarma de un local comenzó a sonar y un individuo salió de inmediato a la calle desde una obra.

El sujeto preguntó a una mujer si había visto policía por la zona. Ante la contestación negativa, el delincuente echó a correr con rapidez para tratar de alejarse lo más rápido posible del lugar.

Instantes después, un coche policial, con agentes de paisano, se personó en la calle Manacor donde había sonado la alarma. La testigo comunicó a los agentes la extraña conversación que había tenido momentos antes con un individuo y el comportamiento anómalo de este.

Con el dinero encima

El delincuente no había tenido suficiente tiempo de ir muy lejos. Los policías observaron a un hombre que corría con celeridad y cruzaba la calzada. A continuación se introdujo en un coche, que se había detenido a su altura.

Los policías de paisano no tardaron en llegar al coche. Al ver que el perfil de uno de los ocupantes encajaba con la descripción aportada por la testigo, los agentes le instaron a que se apeara del vehículo. Entre sus pertenencias le intervinieron una gran cantidad de monedas, que encajaban con la cantidad sustraída en el establecimiento.

Mientras tanto, otro coche patrulla se entrevistó con la dueña del local donde se había activado la alarma. Esta comunicó que le faltaba dinero de la caja registradora. Al parecer, el ladrón se coló en el local a través de una obra colindante. Fue detenido por un delito de robo con fuerza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook