04 de enero de 2020
04.01.2020
Suceso

Una joven desnuda agrede a dos ancianos y dos policías en Mallorca

La acusada, cuidadora de la pareja de 88 y 89 años, tiró al suelo a la mujer y mordió al hombre

04.01.2020 | 11:01
Una joven desnuda agrede a dos ancianos y dos policías en Mallorca

Una joven desnuda agredió anteayer a dos ancianos de 88 y 89 años a los que cuidaba y atacó con mordiscos y patadas a dos policías antes de ser reducida en es Pont d'Inca, en Marratxí. La pareja y uno de los agentes precisaron asistencia médica por las lesiones sufridas, mientras la acusada fue trasladada al área de psiquiatría de Son Llàtzer. Estaba muy agresiva y alterada y fue necesaria la intervención de cuatro agentes de la Policía Local de Marratxí para reducirla y detenerla.

Los hechos ocurrieron hacia las tres y media de la tarde del jueves, según explicaron fuentes policiales. La acusada, colombiana de 30 años, salió de la vivienda en la que convive con la pareja de ancianos, cerca de la estación de tren del Pont d'Inca, completamente desnuda y llevando a la anciana, de 89 años, en brazos. Dio unos pasos y soltó a la mujer, que cayó al suelo a plomo. Luego, la cogió por el pelo y la arrastró varios metros. La víctima sufrió heridas en la cara y una pierna. La cuidadora propinó también un mordisco en el cuello al hombre, de 88 años.

Un testigo trató de auxiliar a los ancianos, pero se asustó ante la agresividad de la joven y huyó para alertar a los servicios de emergencias. La acusada caminó desnuda casi un kilómetro por la calle Cabana hasta llegar a la rotonda de la avenida des Tord, mostrándose muy alterada y atemorizando a quienes se cruzaban con ella.

Allí fue localizada por una patrulla de la Policía Local de Marratxí. Estaba tumbada en el suelo y dos ciudadanos intentaban calmarla. Los policías la levantaron y la llevaron hasta su vehículo. La acusada propinó entonces varias patadas a uno de los agentes y dio un fuerte mordisco en la cara al otro. Los funcionarios, con la colaboración de varios ciudadanos, consiguieron reducirla otra vez y la esposaron. La joven continuaba mostrándose muy agresiva, y no dejaba de insultar y lanzar patadas a los agentes.

Otros cuatro policías y dos agentes de la Guardia Civil acudieron al lugar. Entre todos, consiguieron mantener a la sospechosa inmovilizada hasta que llegó una ambulancia. Los efectivos sanitarios suministraron un tranquilizante a la joven y, custodiada por la Guardia Civil, la trasladaron al hospital Son Llàtzer, donde fue atendida en el área de psiquiatría.

Mientras, la pareja de ancianos fue atendida también por efectivos sanitarios. Ambos fueron trasladados también en ambulancia a Son Llàtzer para ser atendidos de las lesiones. El policía al que propinó el mordisco en la cara, por su parte, fue conducido a la Mutua Balear.

Los policías averiguaron que la acusada es la cuidadora del matrimonio de ancianos y convive con ellos. Los agentes tratan de aclarar ahora los motivos de su violento ataque.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook