02 de enero de 2020
02.01.2020
Asturias

Hallan muerto en Gijón a un anciano que vivía en un trastero

El octogenario había dejado su casa por problemas económicos l "No quiero ni pensar en el frío que pasó", lamentaba una vecina

02.01.2020 | 08:42

La Policía Nacional investiga desde la tarde del lunes las circunstancias que rodearon el fallecimiento de un hombre de unos 80 años que apareció muerto en el interior de un trastero situado en la calle Julio, en pleno barrio de El Llano de Gijón. Al parecer el hombre había fallecido hace varios días, pero no fue hasta el lunes cuando los vecinos de la zona se dieron cuenta de lo que había sucedido. "Había varios vecinos que se habían quejado de que había malos olores en el bajo, y el dueño de los trasteros no sabía de dónde venía el problema", señaló esta mañana aún conmocionada por lo sucedido una vecina.

Lo cierto es que en el barrio de El Llano los vecinos no salían hoy de su asombro. "Impresiona mucho ver que vivimos tan cerca de algo así", señalaba una residente en el portal cercano a los trasteros. Al parecer el hombre falleció por causas naturales. El anciano llevaba un tiempo residiendo en los trasteros tras tener que abandonar su casa por circunstancias que por el momento se desconocen pero que tendrían que ver, según las primeras hipótesis, con una complicada situación económica. "No quiero ni pensar en el frío que tuvo que pasar aquí dentro estas noches", afirmaba una vecina.

Personas solas

En Gijón, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, son cada vez más las personas mayores que viven solas, una tendencia que sigue al alza. Según esos datos son 71.109 las personas mayores de 65 años que residen en el municipio, de los que 22.605 tienen ya más de 80 años. No obstante, el número total de personas que viven solas, como el caso del octogenario que apareció muerto en un trastero, sigue sin cuantificar.

Para combatir la falta de datos, desde el Ayuntamiento de Gijón, se ha propuesto trabajar en el diseño de un plan de actuación sobre un diagnóstico previo. Otro ejemplo es el Hospital de Cruz Roja, que ha empezado ya a trabajar en las primeras medidas a la vista del incremento de pacientes de avanzada edad que recibían y que no parecía que tuviesen a ningún familiar que estuviese pendiente de ellos. Esa medida fue la de un grupo de voluntarios que acompañaba en las habitaciones a los pacientes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook