21 de agosto de 2019
21.08.2019
Vuelos

Atienden a 16 personas tras las turbulencias en un avión aterrizado en Barajas

El avión cayó en picado durante 100 metros, aunque los afectados no han requerido hospitalización

21.08.2019 | 16:23
Imagen de un avión aterrizando en Barajas.

Los servicios de emergencias atendieron ayer, martes, a dieciséis pasajeros en el aeropuerto de Madrid Barajas por las contusiones leves que sufrieron a causa de turbulencias en su vuelo, procedente de las islas Mauricio y que aterrizó a 19.15 en la capital española.

Los pasajeros de un vuelo de la compañía Evelop, el EVE838, sufrieron daños personales después de que el avión cayese en picado durante 100 metros, 15 segundos, según han indicado fuentes de la aerolínea a Efe.

En concreto se atendió a 16 personas, 3 de ellas tripulantes y 13 de ellas fueron trasladas por el Samur hospitales madrileños con contusiones leves, 13 in situ y otra después de que se encontrase mal cuando recogía el equipaje, según explica la aerolínea.

Todos los afectados han sido dados de alta y ninguno ha requerido de hospitalización, tras ser atendidos en Barajas por los servicios médicos del aeropuerto y trasladados en un transporte colectivo por Sámur.

Como ha podido saber Efe por fuentes de la investigación los pasajeros heridos no tenían abrochado el cinturón de seguridad cuando ocurrió el incidente, una turbulencia "severa" como señala la aerolínea, que defiende además que en ese momento estaba activado el protocolo ante turbulencias leves y el piloto lo había comunicado por megafonía.

La turbulencia que hizo caer el avión durante 15 segundos se produjo en "aire claro", lo que impide que fuese detectada por el radar y obedece a condiciones climatológicas y no a que el avión tuviese fallos, explican también desde Evelop.

El suceso ocurrió 4 horas y 48 minutos después de que el vuelo -de cerca de ocho horas- despegase rumbo a Madrid y cuando éste sobrevolaba Etiopía.

Como ha detallado Aena el comandante comunicó durante el vuelo al control aéreo la necesidad de tener "prevenidos en el aeropuerto" a los servicios de atención médica.

"El avión tomó tierra, sin novedad, a las 19:15 y fue estacionado en una posición en remoto, para facilitar las tareas de atención y no interferir la normal operativa del aeropuerto, donde esperaban las asistencias médicas", añade Aena, que remite a la compañía área para obtener más información.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook