27 de marzo de 2019
27.03.2019
La Opinión de Murcia
Crimen en Madrid

Se entrega el presunto asesino de un vecino del barrio de Vallecas tras una riña

Tras el crimen, los vecinos se concentraron en frente de su vivienda provocando graves altercados

27.03.2019 | 14:34
Grandes altercados tras el asesinato en Vallecas.

La Policía Nacional ha detenido al hombre que presuntamente mató el pasado 17 de marzo a un vecino del barrio del Pozo del Tío Raimundo, en el distrito madrileño de Puente de Vallecas, tras entregarse en la comisaría de Hortaleza.

Según han informado a Efe la Jefatura Superior de Policía de Madrid, el presunto autor del crimen, que estaba en búsqueda y captura desde que fue identificado por los familiares que acompañaban al fallecido, ha sido arrestado esta mañana tras comparecer en la comisaría.

Después del crimen algunos vecinos de El Pozo se concentraron varias veces frente a la vivienda del presunto asesino y provocaron altercados para exigir que su familia se vaya del barrio al considerar que se trata de un clan conflictivo.



La Jefatura ha precisado que el conocido como El Chule, de 20 años, se ha entregado "tras la presión policial, y una vez identificado como presunto autor del homicidio".

Tras su arresto ha sido trasladado al Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía.

Un hombre de 64 años murió el pasado 17 de marzo por una herida de arma blanca que recibió en el cuello durante una pelea originada por la discusión en torno a un perro, en la que también resultaron heridos leves dos hermanos del fallecido y un sobrino.

Después del crimen algunos vecinos de El Pozo se concentraron varias jornadas veces frente a la vivienda del presunto asesino y provocaron altercados para exigir que su familia se vaya del barrio al considerar que se trata de un clan conflictivo.

Los momentos de tensión fueron en aumento hasta el punto de el 20 de marzo la Policía Municipal solicitó a la Nacional su presencia, por lo que se desplegaron efectivos de la Unidad de Prevención Rápida (UPR) y de la Unidad de Intervención Policial (UIP), los antidisturbios.

Algunos de los concentrados se aproximaron a la vivienda del supuesto autor del crimen con la intención de acceder a la misma, lo que fue impedido por los agentes.

En las inmediaciones, un grupo quemó un camión y fracturó los cristales de otro y la luna de una furgoneta.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook